Tratamiento poshospitalario para un esguince del pie

Nombres alternativos

Esguince de la parte media del pie

Descripción

Hay muchos huesos y ligamentos en el pie. Un ligamento es un tejido fuerte y flexible que mantiene unidos los huesos. 

Cuando el pie aterriza de manera torpe, algunos ligamentos se pueden estirar y romperse, lo cual se denomina un esguince. 

Cuando se produce la lesión en la parte media del pie, se denomina un esguince del pie.

Más respecto a su lesión

La mayoría de los esguinces de pie suceden debido a deportes o actividades en las cuales su cuerpo se tuerce y gira, pero sus pies permanecen en su lugar. Algunos de estos deportes abarcan el fútbol americano, la tabla de nieve (snowboarding) y la danza. 

Hay tres niveles de esguinces del pie. 

  • Grado I, menor. Usted tiene pequeños desgarros en los ligamentos. 
  • Grado II, moderado. Usted tiene grandes desgarros en los ligamentos. 
  • Grado III, grave. Los ligamentos se han desgarrado completamente del hueso.

Qué se debe esperar

Los síntomas de un esguince del pie son: 

  • Dolor y sensibilidad cerca del arco del pie. Esto se puede sentir en la parte inferior, superior o a los lados del pie. 
  • Hematomas e hinchazón del pie.
  • Dolor al caminar o durante la actividad. 
  • No ser capaz de poner peso sobre el pie. Esto suele ocurrir con lesiones más graves.  
El médico puede tomar una imagen de su pie, denominada radiografía, para ver qué tan grave es la lesión.  

Si resulta doloroso poner peso sobre su pie, el médico puede mandarle una férula o muletas para usar mientras éste sana. 

La mayoría de las lesiones de leves a moderadas sanan al cabo de 2 a 4 semanas. Las lesiones más graves, como las lesiones que requieren yeso o una férula, necesitarán más tiempo para sanar, hasta 6 a 8 semanas. Las lesiones más graves necesitarán cirugía para reducir el hueso y dejar que los ligamentos sanen. El proceso de sanación puede ser de 6 a 8 meses.

Alivio de los síntomas

Siga estos pasos durante los primeros días o semanas después de la lesión: 

  • Descanse. Suspenda cualquier actividad física que le cause dolor y mantenga el pie quieto en lo posible. 
  • Aplique hielo en el pie durante 20 minutos de 2 a 3 veces al día. No aplique el hielo directamente sobre la piel. 
  • Mantenga el pie elevado para ayudar a controlar la hinchazón. 
  • Tome medicamento para el dolor si lo necesita.  
Para el dolor, puede usar ibuprofeno (Advil, Motrin), naproxeno (Aleve, Naprosyn) o paracetamol (Tylenol). Usted puede comprar estos medicamentos para el dolor en la tienda. 
  • Hable con su médico antes de tomar estos medicamentos si tiene cardiopatía, presión arterial alta, enfermedad renal o ha tenido úlceras gástricas o sangrado interno en el pasado. 
  • No tome más de la cantidad recomendada en el envase o por el médico.

Actividad

Usted puede comenzar actividad ligera una vez que el dolor haya disminuido y la hinchazón haya bajado. Poco a poco aumente la cantidad que camina o la actividad cada día. 

Puede haber algo de dolor y rigidez al caminar. Esto va a desaparecer una vez que los músculos y los ligamentos en el pie comiencen a estirarse y fortalecerse. 

El médico o el fisioterapeuta pueden darle ejercicios para ayudar a fortalecer los músculos y los ligamentos de su pie. Estos ejercicios también pueden ayudar a prevenir lesiones futuras. 

Consejos: 

  • Durante la actividad, se debe usar un calzado estable y protector. 
  • Si siente dolor agudo, suspenda la actividad. 
  • Aplique hielo en el pie después de la actividad si tiene alguna molestia. 
  • Hable con su médico antes de retornar a cualquier actividad o deporte de alto impacto.

Control

Es posible que no necesite ver a su médico de nuevo si su lesión está sanando como se esperaba. Pero el médico podría querer hacerle un seguimiento si la lesión es más grave.

Cuándo llamar al médico

Llame al médico si presenta: 

  • Entumecimiento u hormigueo súbitos.
  • Aumento repentino del dolor o la hinchazón.
  • La lesión no parece estar sanando como se esperaba.

Review Date: 11/15/2012
Reviewed By: C. Benjamin Ma, MD, Assistant Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Department of Orthopaedic Surgery. Also reviewed by A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, David R. Eltz, Stephanie Slon, and Nissi Wang.
The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.
adam.com