Ayudarle a su hijo adolescente con depresión

Descripción

La depresión de su hijo adolescente se puede tratar con psicoterapia, antidepresivos o una combinación de estas herramientas. Entérese de lo que está disponible para su hijo y lo que puede hacer en casa para ayudarlo.

Opciones de tratamiento para su hijo adolescente

Usted, su hijo y su médico deben analizar lo que podría ayudarle más a su hijo adolescente. Los tratamientos más efectivos para la depresión son: 

  • La psicoterapia 
  • Los medicamentos antidepresivos 
Si su hijo pudiera tener un problema con las drogas o el alcohol, hable con su médico.  

Si su hijo adolescente tiene depresión grave o está en riesgo de suicidio, es posible que necesite hospitalización para recibir tratamiento.

Encuentre un buen terapeuta o consejero

Hable con su médico respecto a encontrar un terapeuta para su hijo adolescente. 

  • La mayoría de los adolescentes con depresión se benefician de algún tipo de psicoterapia. 
  • La psicoterapia es un buen lugar para hablar de sus sentimientos y preocupaciones, y para aprender maneras de afrontarlos. Su hijo adolescente posiblemente aprenda a entender los problemas que pueden estar causando su comportamiento, sus pensamientos o sus sentimientos. 
  • Lo más probable es que su hijo vea a un terapeuta por lo menos una vez a la semana para empezar. 
Hay muchos tipos diferentes de psicoterapia, tales como: 
  • La terapia conductual cognitiva le enseña a su hijo a comprender y superar sus pensamientos negativos. Su hijo será más consciente de sus síntomas y conocerá lo que hace que su depresión empeore y las destrezas para resolver el problema. 
  • La terapia de familia es útil cuando los conflictos familiares están contribuyendo a la depresión. El apoyo de la familia o los maestros puede ayudar con los problemas escolares.  
  • La terapia de grupo puede ayudarles a los adolescentes a aprender de las experiencias de otros que están luchando con el mismo tipo de problemas.  
El médico de cabecera puede ayudarle a entender lo que cubrirá su seguro médico.

Aprenda respecto a los antidepresivos

Usted, su hijo y el médico deben analizar si el medicamento antidepresivo podría ayudarle al adolescente. La medicación es más importante si su hijo está gravemente deprimido. En estos casos, es posible que la psicoterapia sola no sea eficaz.

Si usted decide que la medicación le ayudaría, el médico le recetará un tipo de antidepresivo, llamado inhibidor selectivo de la recaptación de la serotonina (ISRS), para su hijo adolescente.

Los dos medicamentos ISRS más comunes son la fluoxetina (Prozac) y el escitalopram (Lexapro) y están aprobados para tratar la depresión en los adolescentes. El Prozac también está aprobado para niños de 8 años en adelante.

Otro tipo de antidepresivos, llamados tricíclicos, no está aprobado para su uso en adolescentes.

Hay riesgos y efectos secundarios al tomar antidepresivos. El médico de su hijo adolescente puede ayudarle a manejar estos efectos secundarios. En un pequeño número de adolescentes, estos medicamentos pueden hacerlos deprimir más y provocarles más pensamientos suicidas. Si esto sucede, usted o su hijo deben hablar con el médico de inmediato.

Si usted, su hijo y el médico deciden que su hijo adolescente va a tomar un antidepresivo, asegúrese de que:  

  • Se le dé tiempo. Encontrar el medicamento y la dosis correcta puede tomar tiempo. Podría demorar de 4 a 6 semanas para obtener el máximo efecto.  
  • Un psiquiatra u otro médico, que trate la depresión en los adolescentes, esté vigilando en busca de efectos secundarios. 
  • Usted y otras personas que cuiden a su hijo estén atentos a pensamientos o comportamientos suicidas, o a nerviosismo, irritabilidad, mal humor, insomnio que estén empeorando. Consiga atención médica para estos síntomas de inmediato. 
  • Su hijo no deje de tomar el antidepresivo por su cuenta. Hable primero con el médico del adolescente. Si el equipo decide que se deje de tomar el antidepresivo, a su hijo se le pueden dar instrucciones para bajar la dosis lentamente antes de parar por completo.  
  • Asegúrese de que su hijo adolescente continúe yendo a la psicoterapia.  
  • Si su hijo adolescente está deprimido en el otoño o el invierno, pregúntele al médico por la fototerapia, que usa una lámpara especial que actúa como el sol.

Usted puede ayudarle a su hijo adolescente

Siga hablando con su hijo. 

  • Bríndele su apoyo. Dígale que usted está allí para ayudarlo.  
  • Escuche. Trate de no dar demasiados consejos y no intente convencerlo de que salga de la depresión. Trate de no abrumar a su hijo con preguntas o sermones. Los adolescentes suelen volverse herméticos con ese tipo de método. 
Ayude o apoye a su hijo con las rutinas diarias. 
  • Programe su vida familiar para ayudarle a dormir lo suficiente.  
  • Cree una dieta saludable para su familia.  
  • Dele a su hijo recordatorios amables para que tome su medicamento.  
  • Observe si hay señales de que la depresión está empeorando. Tenga un plan si así es.  
  • Anime a su hijo a hacer más ejercicio y a realizar actividades que le gusten.  
  • Hable con su hijo adolescente sobre el alcohol y las drogas. Dígale que el alcohol y las drogas hacen empeorar la depresión con el tiempo. 

Mantenga su casa a salvo para los adolescentes. 

  • No mantenga alcohol en el hogar o guárdelo bajo llave.  
  • Si su hijo adolescente está deprimido, lo mejor es retirar cualquier arma de la casa. Si usted siente que debe tener un arma, mantenga todas las armas bajo llave y guarde las municiones aparte.  
  • Guarde bajo llave todos los medicamentos recetados.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al médico de inmediato si nota cualquier signo de suicidio. Para obtener ayuda inmediata, acuda a la sala de urgencias más cercana o llame a la línea de ayuda en casos de suicidio: 1-800-SUICIDE o al número 1-800-999-9999. La línea directa está abierta las 24 horas del día/7 días a la semana. Las señales de advertencia de suicidio abarcan: 

  • Regalar posesiones
  • Cambio de personalidad
  • Comportamiento de riesgo
  • Amenaza de suicidio o planes para hacerse daño
  • Retraimiento, ganas de estar solo, aislamiento

Referencias

US Preventive Services Task Force. Screening and treatment for major depressive disorder in children and adolescents: US Preventive Services Task Force Recommendation Statement. Pediatrics. 2009;123:1223-1228.

Zuckerbrot RA, Cheung AH, Jenson PS, Stein REK. Identification, assessment, and initial management guidelines for adolescent depression in primary care. Pediatrics. 2007;120:e1299-e1312.

Cheung AH, Zuckerbrot RA, Jenson PS, Ghalib K. Treatment and ongoing management guidelines for adolescent depression in primary care. Pediatrics. 2007;120:e1313-e1326.

Bostic JQ, Prince JB. Child and adolescent psychiatric disorders. In: Stern TA, Rosenbaum JF, Fava M, Biederman J, Rauch SL, eds. Massachusetts General Hospital Comprehensive Clinical Psychiatry. 1st ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier;2008:chap 69.

Antidepressant Medications for Children and Adolescents: Information for Parents and Caregivers. National Institute of Mental Health (NIMH). January 13, 2010. Accessed March 25, 2012.


Review Date: 11/5/2012
Reviewed By: David B. Merrill, MD, Assistant Clinical Professor of Psychiatry, Department of Psychiatry, Columbia University Medical Center, New York, NY. Also reviewed by A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., Editorial Team: David Zieve, MD, MHA, David R. Eltz, Stephanie Slon, and Nissi Wang.
The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.
adam.com