Tratamiento poshospitalario para una fractura de la rótula

Nombres alternativos

Fractura rotuliana

Descripción

Una fractura de la rótula se produce cuando el hueso pequeño y redondo (rótula) que se encuentra sobre la parte delantera de la articulación de la rodilla se rompe. 

Algunas veces, cuando se produce una ruptura de la rótula, el tendón rotuliano o del cuádriceps también puede desgarrarse. Este tendón conecta el músculo grande de la parte frontal del muslo con la rodilla.

Qué se debe esperar

Si usted no necesita cirugía:

  • Posiblemente deba solamente reducir sus actividades, no suspenderlas, si tiene una fractura muy leve.
  • Lo más probable es que le coloquen un yeso o un aparato ortopédico removible en la rodilla durante 4 a 6 semanas. Tendrá que limitar sus actividades. 

El médico también le tratará cualquier herida que tenga en la piel a raíz de la lesión de rodilla. 

Si tiene una fractura grave o si el tendón está roto, puede que necesite cirugía para reparar o reemplazar la rótula.

Alivio de los síntomas

Siéntese con la rodilla levantada por lo menos 4 veces al día. Esto ayudará a reducir la hinchazón. 

Póngase hielo en la rodilla. Elabore una compresa fría poniendo cubitos de hielo en una bolsa de plástico y envolviéndola en un trapo.

  • Durante el primer día de la lesión, aplique la compresa fría cada hora durante 10 a 15 minutos.
  • Después del primer día, aplique hielo en el área cada 3 a 4 horas durante 2 o 3 días o hasta que el dolor desaparezca. 

Los analgésicos como el paracetamol, el ibuprofeno (Advil, Motrin y otros) o el naproxeno (Aleve, Naprosyn y otros) pueden ayudar a aliviar el dolor y la hinchazón.

  • Asegúrese de tomarlos sólo como se indica. Lea cuidadosamente las advertencias de la etiqueta antes de tomarlos.
  • Hable con su médico antes de tomar estos medicamentos si usted tiene cardiopatía, presión arterial alta, enfermedad renal, enfermedad hepática o si ha tenido úlcera gástrica o sangrado interno en el pasado.

Actividad

Si tiene una férula removible, necesitará usarla en todo momento, excepto para bañarse o ducharse. 

  • El médico le puede pedir que no ponga ningún peso sobre la pierna lesionada hasta por una semana o más. Por favor, consulte con el médico por cuánto tiempo necesita quitar el peso de la pierna lesionada.
  • Después de eso, puede comenzar a colocar peso sobre su pierna, siempre y cuando no le duela. Usted tendrá que usar la férula en la rodilla. Es posible que también tenga que usar muletas o un bastón para mantener el equilibrio. 
  • Cuando esté usando la férula o el yeso, puede empezar a realizar levantamientos de la pierna estirada y ejercicios de rango de movimiento del tobillo. 

Después de retirar el yeso o la férula, usted comenzará:

  • Ejercicios de rango de movimiento de la rodilla
  • Ejercicios para fortalecer los músculos alrededor de la rodilla 

Usted puede estar en capacidad de volver al trabajo:

  • Una semana después de su lesión si su trabajo implica estar la mayor parte del tiempo sentado
  • Por lo menos 12 semanas después de retirarle el yeso o la férula si su trabajo implica agacharse o trepar 

Regrese a las actividades deportivas una vez que su médico lo autorice. Esto por lo general toma un par de meses, si no medio año.

  • Comience con caminata o natación en estilo libre.
  • Agregue de último los deportes que requieran saltar o hacer zigzagueos rápidos o bruscos.
  • No practique ningún deporte o actividad que aumente el dolor.

Cuidado de la herida

Si tiene un vendaje en la rodilla, manténgalo limpio. Cámbielo si se ensucia. Use agua y jabón para mantener la herida limpia cuando el médico lo autorice. 

Si tiene puntos (suturas), se los quitarán más o menos en dos semanas. No tome baños, ni nade, ni se moje la rodilla de ninguna manera hasta que su médico lo autorice.

Cuidados de control

Usted necesita ver al médico cada 2 a 3 semanas durante su recuperación. Éste lo examinará para ver cómo está sanando su fractura.

Cuándo llamar al médico

Llame al médico si presenta:

  • Aumento de la hinchazón
  • Dolor intenso o creciente
  • Cambios en el color de la piel alrededor o por debajo de la rodilla
  • Signos de infección de la herida, como enrojecimiento, hinchazón, secreción que huele mal o fiebre

Referencias

Patellar, tibial, and fibular fractures In: Eiff MP, Hatch R, eds. Eiff: Fracture Management for Primary Care. 3rd ed. Philadelphia,Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 12.


Actualizado: 8/15/2012
Versión en inglés revisada por: C. Benjamin Ma, MD, Assistant Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Department of Orthopaedic Surgery. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com