Cuidados personales para los temblores

Descripción

Es un tipo de sacudida en el cuerpo. La mayoría de los temblores son en las manos y los brazos, pero pueden afectar cualquier parte del cuerpo, incluso la cabeza o la voz.

Más respecto a los temblores

Para muchas personas con temblor, la causa no se encuentra. Algunos tipos de temblores son hereditarios. Un temblor también puede ser parte de un trastorno cerebral o neurológico a largo plazo.

Algunos medicamentos pueden causar temblores. Hable con el médico respecto a la suspensión de un medicamento que pueda ser la causa del temblor. Él puede reducir la dosis o cambiarlo a otro medicamento. NO cambie ni suspenda ningún medicamento sin antes consultar con el médico.

Posiblemente no necesite tratamiento para el temblor, a menos que éste interfiera con su vida diaria o sea vergonzoso para usted.

Los cambios en el estilo de vida pueden ayudar

La mayoría de los temblores empeoran cuando usted está cansado. 

  • Trate de no hacer demasiado durante el día. 
  • Duerma lo suficiente. Pregúntele al médico respecto a cómo puede cambiar sus hábitos de sueño si tiene problemas para dormir. 
El estrés y la ansiedad también pueden empeorar el temblor. Estas cosas pueden reducir su nivel de estrés: 
  • La meditación, la relajación profunda o los ejercicios de respiración
  • La reducción del consumo de cafeína
El consumo excesivo de alcohol también puede causar temblores. Si ésta es la causa de los temblores, busque tratamiento y apoyo. El médico puede ayudarlo a encontrar un programa de tratamiento que pueda ayudarlo a dejar de beber.

Manejo del temblor día a día

Los temblores pueden empeorar con el tiempo y pueden comenzar a interferir con su capacidad para realizar sus actividades diarias. Algunos consejos que pueden ayudar son: 

  • Compre ropa con cierres de velcro en lugar de botones o ganchos. 
  • Cocine o coma con utensilios que tengan mangos grandes que sean más fáciles de agarrar. 
  • Beba de vasos a medio llenar para evitar derrames. 
  • Use pajillas (pitillos) para beber, de manera que usted no tenga que tomar el vaso. 
  • Use zapatos sin cordones y calzadores. 
  • Use una pulsera o un reloj más pesado. Esto puede reducir un temblor en la mano o el brazo.

Medicamentos para tratar los temblores

El médico puede recetar medicamentos para aliviar los síntomas de temblor. La efectividad de un medicamento puede depender de su cuerpo y de la causa de del temblor.

Algunos de estos medicamentos tienen efectos secundarios. Coméntele al médico si tiene estos síntomas o cualquier otro síntoma que le preocupe: 

  • Fatiga o somnolencia
  • Nariz congestionada 
  • Frecuencia cardíaca (pulso) lenta
  • Sibilancias o dificultad para respirar
  • Problemas de concentración
  • Problemas para caminar o de equilibrio
  • Náuseas

Cuándo llamar al médico

Llame al médico si: 

  • El temblor es intenso e interfiere con su vida. 
  • El temblor se presenta con otros síntomas, como dolor de cabeza, debilidad, movimiento anormal de la lengua, espasmos musculares u otros movimientos que no se pueden controlar. 
  • Está teniendo efectos secundarios a raíz de su medicamento.

Referencias

Deuschl G, Raethjen J, Hellriegel H, Elble R. Treatment of patients with essential tremor. Lancet Neurol. 2011 Feb;10(2):148-61.


Actualizado: 6/27/2012
Versión en inglés revisada por: David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com