Cómo voltear a los pacientes en la cama

Descripción

Cambiar de posición a un paciente en la cama cada dos horas ayuda a mantener la sangre fluyendo hacia la piel. Esto le ayuda a la piel a mantenerse saludable y prevenir escaras de decúbito. Cuando voltea a un paciente, es un buen momento para revisarle la piel en busca de enrojecimiento y llagas.

Nombres alternativos

Voltear al paciente en la cama

Cómo alistar al paciente

  1. Explíquele su plan al paciente para que sepa qué va a suceder. Aliente al paciente para que le ayude si es posible.
  2. Párese al lado hacia donde el paciente va a girar y baje la barandilla de la cama.
  3. Pídale al paciente que mire hacia usted, es decir hacia donde estará girando.
  4. Mueva al paciente hasta el centro de la cama para que no se caiga de ella. Asegúrese de que la barandilla esté arriba sobre el lado hacia el cual usted está girando al paciente.
  5. El brazo debajo del paciente debe estar estirado hacia usted. Coloque el brazo del paciente que está arriba a lo ancho del pecho.
  6. Cruce el tobillo del paciente que está arriba sobre el tobillo que está abajo.

Si está volteando al paciente boca abajo, asegúrese de que la mano que queda abajo esté por encima de la cabeza antes de girar al paciente.

Cómo voltear a un paciente

  1. Si puede, eleve la cama a un nivel que le reduzca la tensión sobre la espalda. Deje que la cama quede plana.
  2. Acérquese lo más que pueda al paciente.
  3. Coloque una de sus manos sobre los hombros del paciente y la otra mano sobre su cadera.
  4. Cambie el peso hacia su pie delantero a medida que hale suavemente el hombro del paciente hacia donde está usted. Luego cambie su peso hacia el pie de atrás a medida que hale suavemente la cadera del paciente hacia usted.

Es posible que necesite repetir los pasos 3 y 4 hasta que el paciente esté en la posición correcta.

Cuando el paciente esté en la posición correcta

  1. Verifique que los tobillos, las rodillas y los codos del paciente no estén descansando uno encima del otro.
  2. También verifique que la cabeza y el cuello estén en línea con la columna vertebral, no estirados hacia adelante, hacia atrás o hacia el lado.
  3. Devuelva la cama a una posición cómoda con las barandillas laterales arriba. Verifique con el paciente para constatar que esté cómodo. Utilice almohadas en caso de ser necesario.

Actualizado: 1/31/2012
Versión en inglés revisada por: Jennifer K. Mannheim, ARNP, Medical Staff, Department of Psychiatry and Behavioral Health, Seattle Children's Hospital. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com