Alta de adultos después de conmoción cerebral

Nombres Alternativos

Alta tras conmoción y lesión cerebral; Alta tras conmoción y lesión cerebral traumática; Alta tras traumatismo craneoencefálico cerrado y conmoción cerebral

Qué esperar en el hogar

Sanar o recuperarse de una conmoción cerebral toma tiempo. Puede tardar de días a semanas o incluso meses. Usted puede estar irritable, tener problemas para concentrarse, no poder recordar cosas, tener dolores de cabeza, vértigo y visión borrosa. Estos problemas probablemente mejorarán de manera lenta. Es posible que usted necesite recibir ayuda de la familia o los amigos para tomar decisiones importantes.

Cuando regresa a casa por primera vez

Puede usar paracetamol (Tylenol) para un dolor de cabeza. NO utilice ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Motrin o Advil), naproxeno ni otros fármacos similares, a menos que el médico se lo indique.

Consuma una dieta ligera. La actividad suave en la casa está bien. No necesita quedarse en la cama. Sin embargo, evite el ejercicio, alzar pesos u otra actividad pesada.

Procure que un adulto lo acompañe durante las primeras 12 a 24 horas después de llegar a su casa proveniente de una sala de urgencias.

  • Ir a dormir está bien. Durante al menos las primeras 12 horas, alguien debe despertarlo cada 2 ó 3 horas y hacerle una pregunta simple, como el nombre, y luego buscar cualquier otro cambio en la forma como mira o actúa.
  • Pregúntele al médico por cuánto tiempo necesita hacer esto.

No tome alcohol hasta que se haya recuperado del todo. El alcohol puede hacer más lenta su recuperación, puede aumentar su riesgo de sufrir otra lesión y hacer más difícil la toma de decisiones de lo que ya es.

Actividad

Mientras los síntomas estén presentes, evite actividades deportivas, operar máquinas, estar demasiado activo y realizar trabajos duros. Pregúntele al médico cuándo puede retornar a sus actividades.

Cerciórese de que los amigos, las personas con las que usted trabaja y los miembros de la familia sepan de su reciente lesión.

Hable con su empleador acerca del cumplimiento puntual de proyectos importantes. Piense en la posibilidad de hacer que otros revisen su trabajo. Usted no debe realizar actividades laborales que puedan poner a otros en peligro hasta que todos los síntomas hayan desaparecido.

La familia, los compañeros de trabajo y los amigos deben entender que usted puede estar más cansado, retraído, fácilmente perturbado o confundido, que puede tener dificultad con tareas que requieren recordar o concentrarse, y que puede tener dolores de cabeza leves y menos tolerancia al ruido.

Contemple la posibilidad de solicitar más descansos cuando vuelva a trabajar.

Hable con su empleador acerca de:

  • Reducir la carga laboral durante algún tiempo
  • Permitir momentos de descanso durante el día
  • Tener tiempo extra para completar proyectos

Un médico debe decirle cuándo puede:

  • Realizar trabajo pesado u operar maquinaria
  • Participar en deportes de contacto, como fútbol americano, hockey sobre hielo y balompié
  • Montar en bicicleta, motocicleta o vehículo todo terreno
  • Conducir un automóvil
  • Esquiar, practicar tabla de nieve, montar en patines o en monopatín o practicar gimnasia o artes marciales
  • Participar en cualquier actividad donde haya riesgo de golpearse o sacudir la cabeza

Cuándo llamar al médico

Si los síntomas no desaparecen o no están mejorando mucho después de 2 ó 3 semanas, hable con el médico.

Llame al médico si usted tiene:

  • Rigidez de nuca
  • Líquido y sangre que salen de la nariz o los oídos
  • Dificultad para despertarse o se volvió más soñoliento
  • Un dolor de cabeza que está empeorando, dura mucho tiempo o que no se alivia con analgésicos de venta libre
  • Fiebre
  • Vómitos más de 3 veces
  • Problemas para caminar o hablar
  • Cambios en el habla (mala articulación, difícil de entender, no tiene sentido)
  • Problemas para pensar correctamente
  • Convulsiones (sacudir los brazos o las piernas sin control)
  • Cambios en el comportamiento o comportamiento inusual
  • Visión doble

Referencias

Heegaard WG, Biros MH. Head Injury. In: Marx J. ed. Rosen’s Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier;2009: chap 38. 

Hunt T, Asplund C. Concussion assessment and management. Clin Sports Med. 2009;5-17.


Actualizado: 7/10/2012
Versión en inglés revisada por: Jacob L. Heller, MD, MHA, Emergency Medicine, Virginia Mason Medical Center, Seattle, Washington. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com