Tubo de drenaje Hemovac

Qué esperar en el hogar

Se le colocó un tubo de drenaje Hemovac bajo la piel durante la cirugía. Este tubo de drenaje eliminará cualquier sangre u otros líquidos que se pudieran acumular en esta área. Usted puede irse a su casa con el tubo de drenaje aún puesto.

Su médico le dirá con qué frecuencia necesita vaciar el tubo de drenaje. Su enfermera le mostrará cómo vaciarlo y cuidarlo. Las siguientes instrucciones lo ayudarán en casa. Si tiene cualquier inquietud, pregúntele a su médico o enfermera.

Vaciar el tubo de drenaje

Los elementos que va a necesitar son:

  • Una taza medidora
  • Una pluma y un pedazo de papel

Para vaciar el tubo de drenaje:

  • Límpiese bien las manos con agua y jabón o con limpiador a base de alcohol como Purell.
  • Desabroche el tubo de drenaje Hemovac de su ropa.
  • Quite la tapa o tapón. El tubo de drenaje Hemovac se expandirá. NO permita que la tapa o la parte superior de la abertura del tubo de drenaje toque alguna cosa. Si sucede, limpie la tapa con alcohol.
  • Vierta todo el líquido del tubo de drenaje en la taza medidora. Puede ser necesario voltearlo 2 ó 3 veces.
  • Coloque el tubo de drenaje Hemovac en una superficie limpia y plana. Presiónelo con una mano hasta que el recipiente del drenaje quede aplastado o desinflado.
  • Mientras sostiene el recipiente desinflado con una mano, ponga la tapa de nuevo en el pico con la otra mano.
  • Asegure de nuevo el tubo de drenaje Hemovac a su ropa.
  • Anote la fecha, la hora y la cantidad de drenaje que vació del recipiente. Lleve esta información consigo a la primera visita de control con el médico después de salir del hospital.
  • Vierta el líquido dentro de la taza del baño y vacíe el agua.
  • Lávese bien las manos.

Cambiar el apósito

El drenaje se puede cubrir con un apósito. De lo contrario, mantenga el área alrededor de éste limpia con agua jabonosa, ya sea duchándose o dándose un baño de esponja. Pregúntele al médico si le permiten ducharse con el tubo de drenaje puesto.

Los elementos que va a necesitar son:

  • Dos pares de guantes médicos limpios y sin usar
  • 5 ó 6 copitos o hisopos de algodón
  • Almohadillas de gasa
  • Agua jabonosa y limpia
  • Bolsa de basura plástica
  • Cinta quirúrgica
  • Toalla de baño o almohadilla impermeable

Lávese las manos con agua y jabón o con un limpiador de manos a base alcohol. Póngase guantes médicos limpios (no estériles). Afloje la cinta cuidadosamente, quítese el vendaje viejo y arrójelo dentro de una bolsa de basura plástica. Busque algún enrojecimiento, hinchazón, mal olor o pus nuevos.

Use un hisopo de algodón sumergido en agua jabonosa para limpiar la piel alrededor del tubo de drenaje. Haga esto 3 ó 4 veces, usando un nuevo copito o hisopo cada vez.

Quítese el primer par de guantes médicos y póngalos en la bolsa de basura plástica. Póngase el segundo par.

Ponga un nuevo vendaje alrededor del sitio en donde va el tubo de drenaje. Use cinta quirúrgica para sujetarlo a la piel. Pegue con cinta los tubos a los vendajes. Arroje todos los suministros usados en la bolsa de basura. Lávese bien las manos.

Cuándo llamar al médico

Llame al médico si:

  • Los puntos de sutura que sostienen el tubo de drenaje a la piel se están aflojando o ya no están.
  • El tubo se cae.
  • Su temperatura es superior a 100° F o 38.0° C.
  • La piel está muy roja por donde el tubo de drenaje sale (algo de enrojecimiento es normal).
  • Hay drenaje de la piel alrededor del sitio del tubo.
  • Hay más sensibilidad e hinchazón en el sitio del drenaje.
  • El drenaje es opaco o tiene mal olor.
  • El drenaje aumenta por más de 2 días seguidos.
  • El drenaje repentinamente se suspende después de haber sido constante.

Referencias

Altman GB, ed. Skin integrity and wound care. Delmar’s Fundamental and Advanced Nursing Skills. 2nd Ed. New York, NY: Thomson; 1999:chap 9.


Actualizado: 6/6/2012
Versión en inglés revisada por: Ann Rogers, MD, Associate Professor of Surgery; Director, Penn State Surgical Weight Loss Program, Penn State Milton S. Hershey Medical Center. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com