Cirugías de vías respiratorias nasales

Definición

Las paredes internas de la nariz tienen tres pares de huesos largos y delgados cubiertos con tejido poco denso. Estos huesos se denominan cornetes nasales.

Las alergias u otros problemas nasales pueden provocar que los cornetes se hinchen y bloqueen el flujo de aire. La cirugía se puede hacer para arreglar las vías respiratorias bloqueadas y mejorar la respiración.

Nombres alternativos

Turbinectomía (extirpación de cornetes); Cirugía de cornetes; Reducción de cornetes; Cirugía de vías respiratorias nasales; Turbinoplastia 

Descripción

Hay varios tipos de cirugía de cornetes:  

Turbinectomía: 

  • Se saca todo o parte del cornete inferior. Esto se puede hacer de varias maneras diferentes, pero a veces, se usa un pequeño dispositivo de alta velocidad (microdesbridador) para cortar el tejido extra.
  • La cirugía se puede realizar a través de una cámara con luz (endoscopio) que se coloca dentro de la nariz.
  • Usted recibirá anestesia general, por lo que estará dormido y sin dolor durante la cirugía. 
Turbinoplastia: 
  • Se coloca una herramienta en la nariz para cambiar la posición del cornete. Esto se conoce como la técnica de fractura quirúrgica. 
  • También se puede cortar algo de los tejidos.
  • Usted recibirá anestesia general, por lo que estará dormido y sin dolor durante la cirugía. 
Ablación con radiofrecuencia o láser: 
  • Se coloca una sonda delgada en la nariz. La luz del láser o la radioenergía pasa a través de esta sonda y reduce el tamaño del tejido de los cornetes.
  • El procedimiento se puede realizar en el consultorio del médico mediante anestesia local.

Por qué se realiza el procedimiento

El médico puede recomendarle este procedimiento si:

  • Usted tiene problemas para respirar a través de su nariz porque las vías respiratorias están hinchadas o bloqueadas.
  • Otros tratamientos, como los medicamentos para las alergias, las vacunas antialérgicas y los aerosoles nasales no le han ayudado a su respiración.

Riesgos

Los riesgos de cualquier cirugía son: 

  • Reacciones alérgicas a los medicamentos
  • Problemas respiratorios
  • Problemas cardíacos
  • Sangrado 
  • Infección
Los riesgos para esta cirugía son: 
  • Formación de costras o tejido cicatricial en la nariz
  • Un agujero en el tejido que divide los lados de la nariz (tabique)
  • Pérdida de la sensibilidad en la piel de la nariz
  • Cambio en el sentido del olfato
  • Acumulación de líquido en la nariz
  • Retorno del bloqueo nasal después de la cirugía

Después del procedimiento

Muchas personas tienen un buen alivio a corto plazo a raíz de la radioablación. Los síntomas de obstrucción nasal pueden reaparecer, pero muchos pacientes todavía tienen mejor respiración dos años después del procedimiento.

Casi todas las personas que se someten a una turbinoplastia con un microdesbridador todavía presentan mejoramiento en su respiración tres años después de la cirugía. Algunas ya no necesitan usar medicamentos nasales.

Antes del procedimiento

Coméntele siempre al médico o al personal de enfermería: 

  • Si está o podría estar en embarazada.
  • Qué fármacos está tomando, incluso medicamentos, suplementos o hierbas que haya comprado sin una receta.
  • Si toma más de una o dos bebidas alcohólicas al día.
Durante los días antes de la cirugía: 
  • Le pueden solicitar que deje de tomar ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil, Motrin), naproxeno (Aleve, Naprosyn), clopidogrel (Plavix), warfarina (Coumadin) y cualquier otro fármaco que dificulte la coagulación de la sangre.
  • Pregúntele al médico qué fármacos debe tomar aún el día de la cirugía. 
En el día de la cirugía: 
  • Se le solicitará no beber ni comer nada después de media noche la noche anterior a la cirugía. 
  • Tome los fármacos que el médico le recomendó con un pequeño sorbo de agua.
  • El médico o el personal de enfermería le dirán a qué hora debe llegar al hospital.

Convalecencia

Regresará a su casa el mismo día de la cirugía.

Sentirá algo de molestia y dolor en el rostro durante 2 o 3 días. Sentirá la nariz obstruida hasta que baje la hinchazón.

El personal de enfermería le enseñará cómo cuidarse la nariz durante su recuperación.

Usted podrá volver al trabajo o a la escuela en una semana y a sus actividades normales después de tres semanas.

La curación completa puede tardar hasta dos meses.

Referencias

Joe SA, Patel S. Nonallergic rhinitis. In: Flint PW, Haughey BH, Lund LJ, et al, eds. Cummings Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 5th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2010:chap 46.

Chhabra N, Houser SM. The surgical management of allergic rhinitis. Otolaryngol Clin N Am. 2011;44:779-795. 


Review Date: 9/4/2012
Reviewed By: David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc., and Seth Schwartz, MD, MPH, Otolaryngologist, Virginia Mason Medical Center, Seattle, Washington.
The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.
adam.com