ELISA/ inmunotransferencia para VIH

Definición

Es una serie de pruebas sanguíneas utilizadas para diagnosticar la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) de tipo crónica.

Nombres alternativos

Pruebas para VIH

Forma en que se realiza el examen

Se necesita una muestra de sangre. Para obtener información sobre la forma como se hace esto, ver el artículo: venopunción .

Preparación para el examen

No se necesita ninguna preparación.

Lo que se siente durante el examen

Cuando se inserta la aguja para extraer la sangre, algunas personas sienten un dolor moderado, mientras que otras sólo sienten un pinchazo o sensación de picadura. Posteriormente, puede haber algo de sensación pulsátil.

Razones por las que se realiza el examen

Las pruebas para la infección por VIH se realizan por muchas razones, entre ellas:

  • Evaluar a personas que deseen hacerse la prueba.
  • Evaluar a personas en grupos de alto riesgo (hombres homosexuales, usuarios de drogas inyectables y sus parejas sexuales, al igual que trabajadoras sexuales).
  • Evaluar a personas con ciertas afecciones e infecciones (como el sarcoma de Kaposi, neumonía por Pneumocystis jirovecii).
  • Evaluar a mujeres embarazadas para ayudar a evitar que le transmitan el virus a su bebé.
  • Cuando un paciente tiene una infección inusual.

Valores normales

Un resultado negativo en el examen es normal. Sin embargo, las personas con infección temprana por VIH (llamada infección aguda o infección primaria por VIH) a menudo tienen un resultado negativo en el examen.

Significado de los resultados anormales

Un resultado positivo en la prueba de detección ELISA no significa necesariamente que la persona tenga la infección por VIH. Hay ciertas afecciones que pueden llevar a que se presente un resultado falso positivo, como la enfermedad de Lyme, la sífilis y el lupus.

Una prueba ELISA positiva siempre va seguida de una inmunotransferencia (Western blot) que, de ser también positiva, confirma una infección por VIH. Una inmunotransferencia negativa significa que la prueba ELISA fue un examen falso positivo. La inmunotransferencia también puede ser poco clara, en cuyo caso, se hacen pruebas adicionales.

Las pruebas negativas no descartan la infección por VIH. Existe un período de tiempo, llamado "período de ventana inmunológica", entre la infección por VIH y la aparición de anticuerpos anti-VIH mensurables.

Si una persona pudiera tener la infección aguda o la infección primaria por VIH y está en el "período de ventana inmunológica", un ELISA y una inmunotransferencia para VIH negativos no descartarán dicha infección. Será necesario realizar más pruebas para VIH.

Riesgos

Las venas y las arterias varían en tamaño de un paciente a otro y de un lado del cuerpo a otro; por esta razón, puede ser más difícil obtener una muestra de sangre de algunas personas que de otras.

Otros riesgos asociados con la extracción de sangre son leves, pero pueden ser:

  • Sangrado excesivo
  • Desmayo o sensación de mareo
  • Hematoma (acumulación de sangre debajo de la piel)
  • Infección (un riesgo leve cada vez que se presenta ruptura de la piel)

Consideraciones

Las personas que están en alto riesgo (hombres homosexuales, usuarios de drogas inyectables y sus parejas sexuales, trabajadoras sexuales) deben someterse a pruebas regulares para VIH.

Si el médico sospecha de infección por VIH aguda y temprana, se necesitarán otras pruebas (como carga viral para VIH) para confirmar este diagnóstico, debido a que el ELISA/inmunotransferencia para VIH a menudo serán negativos durante este período de ventana inmunológica.

Referencias

Dewar R, Goldstein D, Maldarelli F. Diagnosis of human immunodeficiency virus infection. In: Mandell GL, Bennett GE, Dolin R, eds. Principles and Practice of Infectious Diseases. 7th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Churchill Livingstone; 2009:chap 119.

Sax PE, Walker BD. Immunopathogenesis of human immunodeficiency infection. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 23rd ed. Philadelphia, PA: Saunders Elsevier; 2007:chap 408.


Actualizado: 6/9/2011
Versión en inglés revisada por: David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine; Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School, Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com