Reparación de la extrofia vesical

Definición

Es una cirugía para reparar un defecto congénito en el cual la vejiga está al revés y sobresale de la pared abdominal. Los huesos de la pelvis también están separados.

Nombres alternativos

Reparación del defecto congénito en la vejiga; Reparación de la vejiga evertida; Reparación de la vejiga expuesta; Reparación de la extrofia de vejiga

Descripción

La reparación de la extrofia vesical implica dos cirugías: una para reparar la vejiga y otra para unir los huesos de la pelvis entre sí.

La primera cirugía separa la vejiga expuesta de la pared abdominal y cierra la vejiga. Se reparan el cuello de la vejiga y la uretra, y se deja puesta una sonda hueca y flexible, llamada catéter, para drenar la orina de la vejiga a través de la pared abdominal. Se deja una segunda sonda en la uretra para favorecer la cicatrización.

La segunda cirugía, de los huesos de la pelvis, se puede hacer junto con la reparación de la vejiga o se puede aplazar durante semanas o meses.

Se puede necesitar una tercera cirugía si hay un defecto en el intestino.

Por qué se realiza el procedimiento

La cirugía se recomienda para niños que nacen con extrofia vesical. La extrofia vesical ocurre más a menudo en los hombres y, con frecuencia, está asociada con otros defectos congénitos.

La cirugía es necesaria para:

  • Permitirle al niño desarrollar el control urinario normal
  • Evitar problemas futuros con la función sexual
  • Mejorar la apariencia física del niño (los órganos genitales lucirán más normales)
  • Prevenir una infección que pudiera causar daño a los riñones

Algunas veces, la vejiga es demasiado pequeña al nacer, de manera que la cirugía se posterga hasta que ésta haya crecido. En este caso, el recién nacido se envía para la casa con antibióticos y la vejiga, que está por fuera del abdomen, debe mantenerse humectada.

Puede tomar meses para que la vejiga crezca hasta el tamaño correcto. El bebé será vigilado muy de cerca por un equipo médico para determinar cuándo debe tener lugar la cirugía.

Riesgos

Los riesgos con este procedimiento pueden ser:

Los riesgos de cualquier anestesia son:

  • Problemas respiratorios
  • Reacciones a los medicamentos

Los riesgos de cualquier cirugía son:

  • Sangrado
  • Infección

Antes del procedimiento

La mayoría de las reparaciones de extrofia vesical se hacen cuando su hijo tiene unos pocos días de nacido, antes de salir del hospital. En este caso, el personal del hospital preparará a su hijo para la cirugía.

Si la cirugía no se realizó cuando su hijo era un recién nacido, el pediatra puede solicitar lo siguiente cuando sea tiempo de llevar a cabo la intervención quirúrgica:

  • Examen de orina (urocultivo y análisis de orina) para chequear en la orina del niño si hay infección y verificar el funcionamiento renal.
  • Exámenes de sangre (hemograma o conteo sanguíneo completo, electrólitos y pruebas renales).
  • Registro de la diuresis.
  • Radiografía de los huesos y de la parte baja del estómago del niño.
  • Ecografía renal para revisar los riñones del niño.

Coméntele siempre al médico qué fármacos está tomando su hijo, incluidos los fármacos o las hierbas que haya comprado sin receta.

Durante los días antes de la cirugía:

  • 10 días antes de la cirugía, se puede solicitar que su hijo deje de tomar ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno, warfarina (Coumadin) y cualquier otro fármaco que dificulte la coagulación de la sangre.
  • Pregúntele al médico qué fármacos debe tomar su hijo aun el día de la cirugía.

En el día de la cirugía:

  • A su hijo normalmente se le solicitará no beber ni comer nada durante varias horas antes del procedimiento.
  • Dele a su hijo los fármacos que el pediatra le recomendó con un sorbo de agua.
  • El pediatra le dirá a qué hora debe llegar.

Después del procedimiento

Después de la cirugía del hueso de la pelvis, será necesario que su hijo esté con un yeso en la parte inferior del cuerpo o un cabestrillo durante 4 a 6 semanas, lo cual ayuda a que los huesos sanen.

Después de la cirugía de la vejiga, su hijo tendrá una sonda que drena la vejiga a través de la pared del estómago (sonda suprapúbica) durante 3 a 4 semanas.

El niño también necesitará manejo del dolor, cuidado de la herida y antibióticos. Los médicos le darán a usted instrucciones acerca de estas cosas antes de salir del hospital.

Debido al alto riesgo de infección, será necesario hacerle a su hijo un análisis de orina y un urocultivo en cada control del niño sano y ante los primeros signos de una enfermedad. Algunos niños toman antibióticos de manera regular para prevenir la infección.

Pronóstico

El control urinario normalmente sucede después de que se repara el cuello de la vejiga. Esta cirugía no siempre es efectiva y es posible que sea necesario repetirla posteriormente.

Unos pocos niños, incluso habiéndoles repetido la cirugía, no tendrán control de su orina y deben usar cateterismo intermitente para tener control urinario.

Referencias

Gearhart JP, Mathews R. Exstrophy-epispadias complex. In: Wein AJ, ed. Campbell-Walsh Urology. 10th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 124.

Elder JS. Anomalies of the bladder. In: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 19th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 535.


Actualizado: 6/18/2012
Versión en inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Medical Director and Director of Didactic Curriculum, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington; and Scott Miller, MD, Urologist in private practice in Atlanta, Georgia. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com