Vasectomía

Definición

Es una cirugía para cortar los conductos deferentes, los conductos que llevan los espermatozoides de un hombre desde su escroto hasta los testículos. Después de una vasectomía, los espermatozoides no pueden movilizarse fuera de los testículos. Por lo tanto, un hombre que haya tenido una vasectomía exitosa no puede embarazar a una mujer.

Vasectomía

Vea este video acerca de:
Vasectomía

Nombres alternativos

Cirugía de esterilización masculina; Vasectomía sin bisturí; NSV

Descripción

La vasectomía por lo regular se realiza en el consultorio del cirujano usando anestesia local, con lo cual usted estará despierto pero no sentirá ningún dolor.

  • Después de rasurar y limpiar el escroto, el cirujano inyectará un anestésico en el área.
  • El cirujano hará luego una pequeña incisión quirúrgica en la parte superior del escroto, ligará los conductos deferentes y los cortará por separado. El cirujano empleará puntos de sutura o una goma de piel para cerrar la herida.

A usted le pueden hacer una intervención sin incisión quirúrgica que se denomina vasectomía sin bisturí (NSV, por sus siglas en inglés).

  • El cirujano encontrará los conductos deferentes palpando el escroto y luego inyectará un anestésico.
  • Luego hará un agujero diminuto en la piel del escroto y sellará los conductos deferentes. Generalmente, el cirujano halará los conductos deferentes a través del diminuto agujero con el fin de amarrarlos y cortarlos. No se necesitarán puntos de sutura.

Por qué se realiza el procedimiento

La vasectomía puede recomendarse para hombres adultos que estén seguros de no querer embarazar a una mujer en el futuro. Una vasectomía vuelve a un hombre estéril (incapaz de embarazar a una mujer).

No se recomienda como una forma de control de natalidad a corto plazo. El procedimiento para anular o revertir una vasectomía es una operación mucho más complicada.

La vasectomía puede ser una buena opción para los hombres que:

  • Tengan una relación y ambos compañeros estén de acuerdo en que ya tienen todos los hijos que quieren y no desean o no pueden usar otras formas de control de natalidad.
  • Tengan una relación y su compañera tiene problemas de salud que harían el embarazo inseguro para ella.
  • Tengan una relación y uno o ambos compañeros tienen trastornos genéticos y no quieren arriesgarse a transmitírselos a sus hijos.

Es posible que la vasectomía no sea una buena opción para los hombres que:

  • Tengan una relación con alguien que no sabe si desea tener hijos en el futuro.
  • Tengan una relación inestable o estresante.
  • Estén pensando en hacerse operar sólo para complacer a su compañera.
  • Deseen engendrar hijos posteriormente guardando sus espermatozoides o anulando su vasectomía.
  • Sean jóvenes y todavía tengan muchos cambios en la vida por delante.
  • Sean solteros cuando quieren hacerse una vasectomía. Esto incluye a hombres que estén divorciados, viudos o separados.
  • No quieran, o tengan una compañera que no quiera, preocuparse por tener que usar otras formas de anticoncepción durante la actividad sexual.

Riesgos

No existe ningún riesgo serio para la vasectomía. El semen se examinará en los meses posteriores a la operación para verificar que no contenga espermatozoides.

Como sucede con cualquier procedimiento quirúrgico, se puede presentar infección, hinchazón o dolor prolongado. El seguimiento cuidadoso de las instrucciones para el tratamiento posoperatorio reduce estos riesgos de manera significativa.

En muy raras ocasiones, los conductos deferentes pueden crecer y juntarse nuevamente. Si esto sucede, los espermatozoides se pueden mezclar con el semen, lo cual haría posible que usted embarazara a una mujer.

Antes del procedimiento

Dos semanas antes de la vasectomía, coméntele al médico o al personal de enfermería respecto a los medicamentos que toma, incluso los que haya comprado sin una receta, vitaminas, suplementos y hierbas.

Posiblemente necesite reducir o dejar de tomar ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil, Motrin), y otros medicamentos que afectan la coagulación de la sangre durante 10 días antes de la cirugía.

En el día de la cirugía, use ropa suelta y cómoda. Limpie bien la zona del escroto. Tome los medicamentos que el médico le indicó.

Lleve un suspensorio escrotal a la cirugía.

Después del procedimiento

Usted debe ser capaz de regresar a la casa tan pronto como que el procedimiento termine y puede retornar a trabajar al día siguiente si no realiza trabajo físico pesado. La mayoría de los hombres regresa a trabajar al cabo de 2 a 3 días. Usted debe ser capaz de retornar a sus actividades físicas normales en 3 a 7 días. Es normal tener algo de hinchazón y hematomas en el escroto después del procedimiento, lo cual debe desaparecer en cuestión de 2 semanas.

Usted debe usar un suspensorio escrotal durante 3 a 4 días después del procedimiento. Asimismo, puede usar una compresa fría para prevenir o reducir la hinchazón. Los analgésicos, como el paracetamol (Tylenol), pueden ayudar a aliviar la molestia. Puede tener relaciones sexuales tan pronto como se sienta listo, por lo regular alrededor de una semana después de la cirugía.

Pronóstico

La vasectomía no afecta la capacidad de un hombre para tener una erección o un orgasmo, o para eyacular semen. TAMPOCO previene la propagación de infecciones de transmisión sexual (ETS).

Una vasectomía NO incrementa el riesgo de cáncer de próstata o de enfermedad testicular.

El número de espermatozoides disminuye gradualmente después de una vasectomía y, después de más o menos 3 meses, ya no hay presencia de ellos en el semen. Usted debe continuar usando un método de control de natalidad para prevenir el embarazo hasta que su muestra de semen esté totalmente libre de espermatozoides.

La mayoría de los hombres quedan satisfechos con la vasectomía y la mayoría de las parejas disfrutan el hecho de no tener que usar un método anticonceptivo.

Referencias

Kavoussi PK, Costabile RA. Surgery of thescrotum and seminal vesicles. In: Wein AJ, ed. Campbell-Walsh Urology. 10th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 37. 

Actualizado: 4/16/2012
Versión en inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Medical Director and Director of Didactic Curriculum, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington. Louis S. Liou, MD, PhD, Chief of Urology, Cambridge Health Alliance, Visiting Assistant Professor of Surgery, Harvard Medical School. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com