Reparación del pie zambo

Definición

Es una cirugía para corregir un defecto congénito del pie y del tobillo.

Ver también: pie zambo

Nombres alternativos

Reparación de pie zambo; Alivio posteromedial; Alivio del tendón de Aquiles; Alivio del pie zambo; Transferencia del tendón tibial anterior; Reparación de pie equino varo

Descripción

El tipo de cirugía que se hace depende de:

  • La gravedad del pie zambo.
  • La edad del niño.
  • Qué otros tratamientos haya tenido el niño.

Su hijo estará bajo anestesia general (dormido y sin sentir dolor) durante la cirugía.

Los ligamentos son tejidos que ayudan a sostener los huesos juntos en el cuerpo. Los tendones son tejidos que ayudan a fijar los músculos a los huesos. Un pie zambo ocurre cuando los tendones y ligamentos tensos impiden que el pie se estire hasta la posición correcta.

Para reparar un pie zambo, se hace uno o dos cortes en la piel, casi siempre en la parte posterior del pie y alrededor de la parte interna de éste.

  • El cirujano puede alargar o acortar el tendón alrededor del pie del niño. El tendón de Aquiles en la parte posterior del pie casi siempre se corta.
  • A los niños más grandes o en casos más graves es posible que sea necesario cortar algo de hueso. Algunas veces, se colocan clavos en el pie.
  • Se coloca una férula de yeso en el pie después de la cirugía para mantenerlo en posición mientras sana. Algunas veces, se coloca primero una férula y luego la férula de yeso algunos días después.

Los niños mayores que aún tengan una deformidad en el pie después de la intervención quirúrgica pueden necesitar más cirugía. Igualmente, los niños que aún no hayan tenido una operación para su deformidad pueden necesitar cirugía a medida que crecen. Los tipos de cirugía que pueden necesitar abarcan:

  • Osteotomía: extirpación de parte del hueso.
  • Fusión o artrodesis: se fusionan dos o más huesos. El cirujano empleará hueso de alguna otra parte del cuerpo.
  • Se pueden utilizar clavos o placas metálicas para unir los huesos durante algún tiempo.

Por qué se realiza el procedimiento

Un bebé nacido con un pie zambo se trata primero con una férula de yeso para estirar el pie hasta una posición más normal.

  • Cada semana, se colocará un nuevo yeso, de manera que se pueda estirar el pie hasta su posición.
  • Los cambios del yeso continúan durante aproximadamente dos meses. Después del enyesado, el niño usa un dispositivo ortopédico durante varios años.

La cirugía de reparación del pie zambo se puede necesitar si:

  • El yeso u otros tratamientos no corrigen el problema totalmente.
  • El problema reaparece.

Los niños mayores o los adultos pueden necesitar cirugía si:

  • A un pie zambo nunca se le hizo tratamiento.
  • Todavía tienen problemas en el pie después del tratamiento.

Riesgos

Los riesgos de cualquier anestesia son:

  • Problemas respiratorios
  • Reacciones a los medicamentos

Los riesgos de cualquier cirugía son:

  • Sangrado
  • Infección

Los posibles problemas de la cirugía de pie zambo son:

  • Daño a los nervios en el pie
  • Hinchazón del pie
  • Problemas con la circulación al pie
  • Problemas con la cicatrización de las heridas

Antes del procedimiento

El pediatra de su hijo puede:

  • Elaborar una historia clínica de su hijo.
  • Realizar un examen físico completo de su hijo.
  • Tomar radiografías del pie zambo.
  • Realizar un análisis de la sangre del niño (hacer un hemograma completo y verificar niveles de electrolitos o factores de coagulación).

Coméntele siempre al pediatra o al personal de enfermería:

  • Qué fármacos está tomando su hijo.
  • Incluya fármacos, hierbas o vitaminas que usted compró sin una receta.

Durante los días antes de la cirugía:

  • Aproximadamente 10 días antes de la cirugía, le pueden solicitar que deje de darle a su hijo ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil, Motrin) o cualquier otro fármaco que dificulte la coagulación de la sangre.
  • Pregúntele al pediatra qué fármacos debe tomar su hijo aun el día de la cirugía.

En el día de la cirugía:

  • Por lo regular, su hijo no podrá beber ni comer nada durante 4 a 6 horas antes de la cirugía.
  • Déle a su hijo sólo un pequeño sorbo de agua con cualquier fármaco que su médico le haya recomendado.
  • El pediatra o el personal de enfermería le dirán a qué hora debe llegar para la cirugía.

Después del procedimiento

Dependiendo de la cirugía que se haga, su hijo puede irse para la casa el mismo día o permanecer en el hospital durante 1 a 3 días inmediatamente después de la cirugía. La estadía en el hospital puede ser mayor si la cirugía también se hizo en los huesos.

El pie del niño se debe mantener en una posición elevada. Los medicamentos pueden ayudar a controlar el dolor.

Con frecuencia, se revisará la piel alrededor del yeso del niño para constatar que siga estando rosada y saludable. Igualmente, al niño se le revisarán los dedos de los pies para cerciorarse de que estén rosados y que pueda moverlos y sentirlos. Estos son signos de circulación apropiada.

El niño tendrá puesto un yeso durante 6 a 12 semanas, el cual se puede cambiar varias veces. Antes de que el niño salga del hospital, a usted se le enseñará cómo cuidar del yeso.

Cuando se quite el último yeso, el pediatra probablemente indicará el uso de un dispositivo ortopédico y es posible que remita a su hijo al fisioterapia. El terapeuta le enseñará a usted ejercicios para hacer con su hijo con el fin de fortalecer el pie y constatar que se mantenga flexible.

Pronóstico

Después de recuperarse de la cirugía, el pie del niño estará en una mejor posición. El niño debe ser capaz de llevar una vida activa y normal, incluyendo la práctica de deportes, pero su pie puede estar más tenso que un pie que no haya sido tratado con cirugía.

En la mayoría de los casos de pie zambo, si sólo está afectado un lado, el pie y la pantorrilla del niño serán más pequeños de lo normal por el resto de su vida.

Los niños que han sido operados del pie zambo pueden necesitar otra cirugía posteriormente en la vida.

Referencias

Canale ST, Beatty JH, eds. Congenital clubfoot (talipes equinovarus) In: Campbell's Operative Orthopaedics. 11th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2007:chap 26.


Actualizado: 2/21/2011
Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Assistant Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine; David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by BEnjamin D. Roye, MD-MPH, Assistant Professor of Pediatric Orthopaedics, Children's Hospital of NY, New York, NY. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com