Laparoscopia pélvica

Definición

Es una cirugía para examinar órganos pélvicos, mediante el uso de un instrumento de visualización llamado laparoscopio. La cirugía también se usa para tratar ciertas enfermedades de los órganos pélvicos.

Nombres alternativos

Celioscopia; Cirugía de curitas; Laparoscopia ginecológica; Pelviscopia; Laparoscopia ginecológica exploratoria

Descripción

Mientras usted se encuentra profundamente dormido y sin sentir dolor bajo anestesia general, el médico hace una incisión quirúrgica de media pulgada en la piel, por debajo del ombligo. Luego, se insufla dióxido de carbono en el abdomen para ayudarle al médico a ver los órganos más fácilmente.

Se inserta el laparoscopio, un instrumento similar a un pequeño telescopio en un tubo flexible, de manera que el médico pueda observar el área.

Se pueden introducir otros instrumentos a través de otras incisiones quirúrgicas pequeñas en la parte baja del abdomen. Mientras observa un monitor de video, el médico puede:

  • Obtener muestras de tejido (biopsia)
  • Mirar alrededor y diagnosticar la causa de cualquier síntoma
  • Extraer tejido cicatricial u otro tejido anormal, como de una endometriosis
  • Reparar o extirpar parte o todos los ovarios o las trompas
  • Reparar o extirpar parte del útero
  • Realizar otros procedimientos quirúrgicos (como apendicectomía, extirpación de ganglios linfáticos)

Después de la laparoscopia, se libera el dióxido de carbono y el cirujano cierra las incisiones con suturas.

El tiempo promedio de la cirugía depende del procedimiento realizado.

Por qué se realiza el procedimiento

En la laparoscopia se hace una incisión quirúrgica más pequeña que en la cirugía abierta. Esto significa que usted probablemente tendrá una hospitalización más corta. Hay menos pérdida de sangre con la cirugía laparoscópica y menos dolor después de la cirugía.

La laparoscopia pélvica se utiliza tanto para el diagnóstico como para el tratamiento, y se puede recomendar para:

  • Una masa pélvica anormal o un quiste ovárico encontrados en una ecografía de la pelvis
  • Cáncer (ovárico, endometrial o cervical) con el fin de ver si se ha diseminado o para extirpar tejido o ganglios linfáticos cercanos
  • Dolor pélvico crónico (prolongado), si no se ha encontrado otra causa
  • Embarazo ectópico
  • Endometriosis
  • Dificultad para quedar embarazada o tener un bebé (esterilidad)
  • Dolor pélvico súbito e intenso

Una laparoscopia pélvica también se puede hacer para:

Riesgos

La anestesia general presenta el riesgo de reacciones a los medicamentos, incluyendo problemas respiratorios. Los riesgos de cualquier cirugía de la pelvis abarcan:

  • Sangrado
  • Coágulos sanguíneos en la pierna o las venas de la pelvis, los cuales podría viajar hasta los pulmones y, en raras ocasiones, ser mortales
  • Problemas respiratorios
  • Daño a órganos y tejidos adyacentes
  • Problemas cardíacos
  • Infección

Antes del procedimiento

Coméntele siempre al médico o al personal de enfermería:

  • Si está o podría estar embarazada.
  • Qué fármacos está tomando, lo que incluye medicamentos, suplementos o hierbas que haya comprado sin receta.

Durante los días antes de la cirugía:

  • Le pueden solicitar que deje de tomar ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil, Motrin), warfarina (Coumadin) y cualquier otro fármaco que dificulte la coagulación de la sangre.
  • Pregúntele al médico o al personal de enfermería qué fármacos puede seguir tomando, incluso el día de la cirugía.
  • Si fuma, trate de parar. Pídale ayuda al médico o al personal de enfermería.
  • Haga los arreglos necesarios para que alguien lo lleve a casa después de la cirugía.

En el día de la cirugía:

  • Generalmente, se le solicitará que no beba ni coma nada a partir de la medianoche anterior a la cirugía u 8 horas antes de la operación.
  • Tome los fármacos que el médico o el personal de enfermería le recomendaron con apenas un sorbo de agua.
  • El médico o el personal de enfermería le dirán a qué hora debe llegar al hospital o la clínica. 

Después del procedimiento

Usted pasará algún tiempo en el área de recuperación a medida que despierte de la anestesia.

Con frecuencia, se podrá ir para su casa el mismo día del procedimiento. Algunas veces, puede ser necesario quedarse de un día para otro.

Pronóstico

El gas insuflado en el abdomen puede causar molestia abdominal durante uno o dos días después del procedimiento. Algunas personas sienten dolor en el cuello y los hombros durante algunos días después de una laparoscopia, ya que el dióxido de carbono irrita el diafragma, un dolor que se siente en el hombro. A medida que el gas sea absorbido, este dolor irá desapareciendo. Permanecer acostado puede ayudar a disminuir dicho dolor.

El médico le prescribirá analgésicos o le dirá qué analgésicos de venta libre puede tomar.

Usted puede reanudar sus actividades normales en menos de dos días. Dependiendo del procedimiento que le realicen, por lo regular podrá reiniciar la actividad sexual tan pronto como el sangrado (si hay alguno) haya cesado. Pregúntele al médico qué es lo recomendable para el procedimiento que le practicaron. No levante nada que pese más de 10 libras durante tres semanas después de la cirugía para reducir el riesgo de sufrir una hernia en las incisiones.

Llame al médico si tiene:

  • Sangrado vaginal
  • Fiebre que no desaparece
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor abdominal intenso

Referencias

Katz VL. Diagnostic procedures, imaging, endometrial sampling, endoscopy: Indications and contraindications. In: Katz VL, Lentz GM, Lobo RA, Gershenson DM, eds. Comprehensive Gynecology. 5th ed. Philadelphia, Pa: Mosby; 2007: chap 11.

DeSimone CP, Ueland FR. Gynecologic laparoscopy. Surg Clin North Am. 2008;88:319-341.

Gaitán HG, Reveiz L, Farquhar C. Laparoscopy for themanagement of acute lower abdominal pain in women of childbearing age. CochraneDatabase of Systematic Reviews 2011, Issue 1. Art. No.: CD007683.

Jacobson TZ, Duffy JMN,Barlow D, Koninckx PR, Garry R. Laparoscopic surgery for pelvic pain associatedwith endometriosis. Cochrane Database of Systematic Reviews 2009, Issue 4. Art.No.: CD001300.


Actualizado: 2/26/2012
Versión en inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Medical Director and Director of Didactic Curriculum, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington. Susan Storck, MD, FACOG, Chief, Eastside Department of Obstetrics and Gynecology, Group Health Cooperative of Puget Sound, Bellevue, Washington; Clinical Teaching Faculty, Department of Obstetrics and Gynecology, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com