Quistes vaginales

Definición

Un quiste es una cavidad o bolsa de tejido cerrada, que puede estar llena de pus, aire, líquido u otro material. Un quiste vaginal es un saco cerrado sobre o debajo del revestimiento de la vagina. 

Nombres alternativos

Quiste de inclusión; Quiste del conducto de Gartner

Causas

Existen varios tipos de quistes vaginales:

  • Los quistes de inclusión vaginal son los más comunes y se pueden formar como resultado de una lesión a las paredes vaginales durante el proceso del parto o después de una cirugía.
  • Los quistes del conducto de Gartner se desarrollan en las paredes laterales de la vagina. Este conducto está presente mientras un bebé se está desarrollando en el útero, pero casi siempre desaparece después del parto. Si quedan partes del conducto, pueden acumular líquido y convertirse en un quiste de la pared vaginal más tarde en la vida.
  • El absceso o quiste de Bartolino es la acumulación de líquido o pus que forma una protuberancia en una de las glándulas que se encuentran a cada lado de la abertura vaginal.
  • Pueden aparecer pedazos de endometriosis como pequeños quistes en la vagina.
  • Los tumores benignos de la vagina son poco comunes y por lo general están conformados por quistes.

Síntomas

Los quistes vaginales normalmente no causan síntomas, aunque puede haber una tumoración suave que se siente en la pared vaginal o que protruye desde la vagina. Los quistes varían en tamaño desde el tamaño de una arveja hasta el de una naranja.

Algunas mujeres con quistes vaginales pueden tener molestia durante la relación sexual o dificultad para insertar un tampón.

Pruebas y exámenes

En el examen pélvico, el examinador puede ver o sentir una masa o una protuberancia en la pared vaginal. Se puede requerir una biopsia para descartar el cáncer vaginal, en especial si la masa parece ser sólida.

Si el quiste está localizado por debajo de la vejiga o la uretra, puede precisarse una radiografía para asegurarse de que el quiste no comprometa estas estructuras.

Tratamiento

El único tratamiento que se necesita puede involucrar simplemente exámenes de rutina y vigilancia de los quistes para ver si hay crecimiento y otros cambios.

El hecho de abrir y drenar el quiste generalmente no funciona bien y puede llevar a que se presente infección.

La cirugía puede ser necesaria si el quiste está causando síntomas. Sin embargo, esto a veces puede implicar una cirugía complicada y no es recomendable, a menos que tenga síntomas más graves.

Expectativas (pronóstico)

Por lo general, los resultados son buenos y con frecuencia los quistes permanecen pequeños y no requieren tratamiento. Normalmente, cuando se realiza la cirugía, no se vuelve a presentar el problema.

Posibles complicaciones

Por lo general, no hay complicaciones por los quistes en sí. Un procedimiento de escisión quirúrgica lleva consigo un pequeño riesgo de complicaciones dependiendo de dónde esté localizado el quiste en relación con otras estructuras.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si se siente una tumoración dentro de la vagina o protruyendo desde allí.

Referencias

Katz VL. Benign gynecologic lesions: vulva, vagina, cervix, uterus, oviduct, ovary. In: Katz VL, Lentz GM, Lobo RA, Gershenson DM, eds. Comprehensive Gynecology. 5th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2007:chap 18


Actualizado: 11/7/2011
Versión en inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Medical Director, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, University of Washington, School of Medicine; Susan Storck, MD, FACOG, Chief, Eastside Department of Obstetrics and Gynecology, Group Health Cooperative of Puget Sound, Bellevue, Washington; Clinical Teaching Faculty, Department of Obstetrics and Gynecology, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com