Infección necrosante de tejidos blandos

Definición

Es un tipo de infección bacteriana rara pero muy grave que puede destruir los músculos, la piel y el tejido subyacente. La palabra "necrosante" se refiere a algo que ocasiona la muerte del tejido corporal.

Nombres alternativos

Fascitis necrosante; Fascitis de tipo necrosante; Bacterias necrosantes; Gangrena de tejidos blandos; Gangrena del tejido blando

Causas

Muchos tipos diferentes de bacterias pueden causar esta infección. Una forma de infección necrosante de tejidos blandos muy grave y generalmente mortal se debe al Streptococcus pyogenes, que algunas veces se denomina "bacteria necrosante".

La infección necrosante de tejidos blandos se desarrolla cuando las bacterias entran al cuerpo, por lo general a través de una herida menor o raspadura. Las bacterias comienzan a multiplicarse y a liberar sustancias dañinas (toxinas) que destruyen los tejidos y afectan el flujo sanguíneo al área. A medida que el tejido muere, las bacterias ingresan a la sangre y se diseminan rápidamente por todo el cuerpo.

Síntomas

Los síntomas abarcan:

  • Una pequeña protuberancia o mancha rojiza y dolorosa en la piel.
  • Cambios a un área similar a un hematoma muy dolorosa que crece en forma acelerada, algunas veces en menos de una hora.
  • El centro puede tornarse de color negro y morir.
  • La piel puede abrirse y supurar líquido.

Otros síntomas pueden abarcar:

  • Sensación general de malestar
  • Fiebre
  • Sudoración
  • Escalofríos
  • Náuseas
  • Mareo
  • Debilidad
  • Shock

Pruebas y exámenes

El médico o el personal de enfermería pueden diagnosticar esta afección al examinar la piel. El diagnóstico también lo puede dar un cirujano en el quirófano.

Los exámenes que se pueden hacer abarcan:

  • Tomografías computarizadas
  • Exámenes de sangre
  • Biopsia del tejido de la piel

Tratamiento

El tratamiento inmediato se necesita para prevenir la muerte e incluye:

  • Antibióticos de amplio espectro muy potentes por vía intravenosa (IV).
  • La cirugía para abrir y drenar la herida y retirar el tejido muerto.
  • Medicamentos especiales llamados inmunoglobulinas de donante (anticuerpos) para ayudar a combatir la infección en algunos casos.

Otros tratamientos pueden abarcar:

  • Injertos de piel después de que la infección desaparezca para ayudar a que la piel sane y luzca mejor.
  • Amputación si la enfermedad se disemina a través de un brazo o pierna.
  • Oxígeno al 100% a alta presión (oxigenoterapia hiperbárica) para ciertos tipos de infecciones bacterianas.

Expectativas (pronóstico)

La evolución suya depende de:

  • Su salud general (especialmente si tiene diabetes)
  • Qué tan rápido se realizó el diagnóstico y recibió tratamiento
  • El tipo de bacteria causante de la infección
  • Qué tan rápido se propaga la infección
  • Qué tan bien funcionan el tratamiento 

La enfermedad comúnmente causa cicatrización y deformidad en la piel.

La muerte puede ocurrir rápidamente sin el tratamiento apropiado.

Posibles complicaciones

  • La infección se disemina por todo el cuerpo, causando una infección en la sangre (sepsis), lo cual puede ser mortal
  • Cicatrización y desfiguración
  • Pérdida de la capacidad para usar un brazo o una pierna
  • Muerte

Cuándo contactar a un profesional médico

Esta enfermedad es grave y puede ser potencialmente mortal, de manera que se debe consultar con el médico de inmediato si se presentan síntomas de infección alrededor de una lesión cutánea, incluyendo:

  • Supuración de pus o sangre
  • Fiebre
  • Dolor
  • Enrojecimiento
  • Hinchazón

Prevención

Siempre limpiar completamente la piel después de una cortadura, una raspadura u otra lesión cutánea.


Actualizado: 11/22/2011
Versión en inglés revisada por: Kevin Berman, MD, PhD, Atlanta Center for Dermatologic Disease, Atlanta, GA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com