Parafimosis

Definición

La parafimosis ocurre cuando el prepucio de un varón incircunciso no se puede halar de nuevo sobre la cabeza del pene.

Causas

Las causas de la parafimosis abarcan:

  • Traumatismo directo al área
  • Incapacidad para devolver el prepucio a su localización normal después de la micción o el lavado (muy común en hospitales y residencias de ancianos)
  • Infección, que puede deberse a una higiene personal deficiente

Los hombres incircuncisos y aquéllos que posiblemente no han sido circuncidados completa o correctamente se encuentran en riesgo.

La parafimosis se presenta con mayor frecuencia en niños y ancianos.

Síntomas

El prepucio se retrae por detrás de la punta redondeada del pene (glande) y permanece allí. El prepucio retraído y el glande se inflaman. Esto dificulta el retorno del prepucio a su posición extendida.

Los síntomas abarcan:

  • Incapacidad para estirar el prepucio retraído sobre la cabeza del pene
  • Inflamación dolorosa en el extremo del pene
  • Dolor en el pene

Pruebas y exámenes

Un examen físico confirma el diagnóstico. El médico generalmente encontrará una apariencia de "dona" alrededor del tallo cerca a la cabeza del pene (glande).

Tratamiento

Presionar (comprimir) la cabeza del pene mientras se hala el prepucio hacia adelante puede reducir la inflamación debido a la parafimosis. Si esto no funciona, será necesario realizar una circuncisión quirúrgica rápida.

Expectativas (pronóstico)

Es probable que el pronóstico sea excelente si la afección se diagnostica y se trata rápidamente.

Posibles complicaciones

Si la parafimosis se deja sin tratamiento, puede interrumpir el flujo sanguíneo a la punta del pene. En casos extremos (e infrecuentes), esto puede llevar a:

  • Daño a la punta del pene
  • Gangrena
  • Pérdida de la punta del pene

Cuándo contactar a un profesional médico

Acuda a la sala de urgencias local si esto se presenta.

Prevención

Regresar el prepucio a su posición normal después de retraerlo puede ayudar a prevenir esta afección.

La circuncisión, cuando se realiza correctamente, previene esta afección.

Referencias

Elder JS. Anomalies of the penis and urethra. In: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 19th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 538.

Link RE. Cutaneous diseases of the external genitalia. In: Wein AJ, ed. Campbell-Walsh Urology. 10th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 15. 

Jordan GH. McCammon KA. Surgery of the penis and urethra. In: Wein AJ, ed. Campbell-Walsh Urology. 10th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 36. 

 

Actualizado: 10/9/2012
Versión en inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Medical Director, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, University of Washington School of Medicine; and Scott Miller, MD, Urologist in private practice in Atlanta, Georgia. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com