Lesión corneal

Definición

Describe una lesión en la córnea, el tejido cristalino y claro (transparente) que cubre la parte frontal del ojo. Ésta trabaja con el cristalino del ojo para enfocar imágenes sobre la retina.

Ver también: úlceras e infecciones corneales

Causas, incidencia y factores de riesgo

Las lesiones a la córnea son comunes.

Las lesiones a la superficie externa de la córnea, llamadas abrasiones corneales, pueden ser causadas por:

  • Irritación química: a raíz de casi cualquier líquido que entra en el ojo
  • Uso excesivo de lentes de contacto o lentes que no encajan correctamente
  • Reacción o sensibilidad a los cosméticos y las soluciones de los lentes de contacto
  • Arañazos o raspaduras en la superficie de la córnea (llamados abrasiones)
  • Algo que entra en el ojo (como arena o polvo)
  • Luz solar, lámparas de sol, reflejos de la nieve o el agua, o soldadura de arco

Las infecciones también pueden dañar la córnea.

Uno tiene mayores probabilidades de desarrollar una lesión corneal si:

  • Está expuesto a la luz solar o a luz ultravioleta artificial por períodos de tiempo prolongados
  • Utiliza lentes de contacto en exceso o tiene lentes de contacto que no ajustan bien
  • Tiene mucha resequedad en los ojos
  • Trabaja en un ambiente polvoriento

Las partículas que viajan a gran velocidad, como las astillas que se desprenden del martilleo de un metal sobre otro, pueden resultar incrustadas en la superficie de la córnea. En raras ocasiones, pueden atravesar la córnea y penetrar más profundamente en el ojo.

Lesión corneal

Vea este video acerca de:
Lesión corneal

Síntomas

  • Ser muy sensible a la luz
  • Visión borrosa
  • Disminución en la visión
  • Dolor ocular o picazón y ardor en el ojo
  • Sensación de tener algo en el ojo, llamada sensación de cuerpo extraño
  • Enrojecimiento del ojo, ojos "inyectados de sangre"
  • Párpados inflamados
  • Ojos llorosos o aumento del lagrimeo

Signos y exámenes

Se debe hacer un examen ocular completo. El médico puede usar un tinte especial, llamado fluoresceína, puesto sobre la superficie del ojo.

Las pruebas que se utilizan para examinar el ojo en busca de daño a la córnea abarcan:

Tratamiento

Ver: emergencias oftlamológicas para obtener información sobre los primeros auxilios inmediatos.

Cualquier persona que presente dolor fuerte en el ojo necesita una evaluación inmediata en un centro de atención de urgencias o por parte de un oftalmólogo.

El tratamiento para las lesiones corneales puede implicar:

  • La extracción de cualquier material extraño del ojo
  • Usar un parche ocular o vendar temporalmente los lentes de contacto
  • Usar gotas o ungüentos para los ojos recetados por el médico
  • No usar lentes de contacto hasta que el ojo haya sanado
  • Tomar analgésicos

Una abrasión o un cuerpo extraño que sea lo suficientemente grande para dañar la córnea puede no ser visible sin el aumento apropiado o gotas oftálmicas especiales que tiñen la córnea. Las abrasiones a menudo se sentirán como cuerpos extraños en el ojo.

Expectativas (pronóstico)

Las lesiones que afectan sólo la superficie de la córnea normalmente sanan de manera muy rápida con tratamiento. El ojo debe regresar a la normalidad al cabo de dos días.

Las lesiones corneales penetrantes son mucho más graves y su pronóstico depende de la lesión específica.

Complicaciones

Una lesión corneal severa puede requerir una cirugía extensa o un trasplante de córnea.

Situaciones que requieren asistencia médica

Consulte con el médico si la lesión no ha mejorado significativamente al cabo de dos días con tratamiento.

Prevención

  • Use gafas de seguridad en todo momento al manipular herramientas manuales o eléctricas o químicos, durante la práctica de deportes de alto impacto o en otras situaciones donde haya la posibilidad de lesión ocular.
  • Use gafas de sol diseñadas para filtrar la luz ultravioleta cuando esté expuesto a la luz solar, incluso durante el invierno.
  • Tenga cuidado al usar limpiadores de uso doméstico. Muchos de estos productos contienen ácidos fuertes, álcalis u otros químicos. Los limpiadores de drenajes y hornos son particularmente peligrosos. Pueden llevar a la ceguera si no se usan correctamente.

Referencias

Yanoff M, Cameron D. Diseases of the visual system. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 431.

Vinger PF. The eye and sports medicine. In: Tasman W, Jaeger EA, eds. Duane's Ophthalmology. On DVD-ROM. 1st ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkions;2009:chap 45.

Cameron JD. Surgical and nonsurgical trauma. In: Tasman W, Jaeger EA, eds. Foundations of Clinical Ophthalmology.  Vol. 3. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkions;2012:chap 6.

Sharma R, Brunette DD. Ophthalmology. In: Marx JA, ed. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 7th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2009:chap. 69.


Actualizado: 9/3/2012
Versión en inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Medical Director and Director of Didactic Curriculum, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington; and Franklin W. Lusby, MD, Opthalmologist, Lusby Vision Institute, La Jolla, California. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com