Uveítis

Definición

Es la hinchazón e irritación de la úvea, la capa media del ojo que suministra la mayor parte del flujo sanguíneo a la retina.

Nombres alternativos

Iritis; Pars planitis; Coroiditis; Coriorretinitis; Uveítis anterior; Uveítis posterior

Causas, incidencia y factores de riesgo

La uveítis puede ser causada por trastornos autoinmunitarios como la artritis reumatoidea o la espondilitis anquilosante, infección o exposición a toxinas. Sin embargo, en muchos casos, la causa se desconoce.

La forma más común es la uveítis anterior, la cual implica inflamación de la parte frontal del ojo. A menudo se denomina iritis debido a que generalmente sólo afecta el iris, la parte coloreada del ojo. La inflamación puede estar asociada con enfermedades autoinmunitarias, pero la mayoría de los casos se presenta en personas sanas. Este trastorno puede afectar únicamente a un ojo y es más común en las personas jóvenes y de mediana edad.

La uveítis posterior afecta la parte posterior de la úvea y compromete principalmente a la coroides, una capa de vasos sanguíneos y tejido conectivo en la parte media del ojo. Este tipo de uveítis se denomina "coroiditis" y si la retina también está comprometida, entonces se llama coriorretinitis. Uno puede presentar esta afección si ha tenido una infección generalizada ( sistémica) o si padece una enfermedad autoinmunitaria.

Otra forma de uveítis es la pars planitis, una inflamación que afecta el área estrecha (pars plana) entre la parte coloreada del ojo (iris) y la coroides. La pars planitis se presenta con frecuencia en hombres jóvenes y generalmente no está asociada con ninguna otra enfermedad. Sin embargo, alguna evidencia sugiere que puede estar ligada a la enfermedad de Crohn y posiblemente a la esclerosis múltiple.

La uveítis puede estar asociada con cualquiera de las siguientes afecciones:

Síntomas

La uveítis puede afectar uno o ambos ojos. Los síntomas se pueden desarrollar rápidamente y pueden abarcar:

Signos y exámenes

Se debe realizar una historia médica completa y un examen ocular. Se pueden hacer exámenes de laboratorio para descartar infección o un trastorno autoinmunitario.

Las personas de más de 25 años con pars planitis deben hacerse tomar imágenes por resonancia magnética (IRM) del cerebro y de la columna vertebral para descartar esclerosis múltiple.

Tratamiento

La iritis es por lo regular leve. El tratamiento puede involucrar:

  • Gafas oscuras
  • Gotas oftálmicas que dilaten la pupila para aliviar el dolor
  • Gotas oftálmicas con esteroides

La pars planitis a menudo se trata con gotas oftálmicas que contengan esteroides. Asimismo, se pueden recetar otros medicamentos, incluyendo esteroides orales, para ayudar a inhibir el sistema inmunitario.

El tratamiento de la uveítis posterior depende de la causa subyacente, pero casi siempre incluye esteroides por vía oral. Es posible que se necesiten especialistas adicionales en enfermedades infecciosas o autoinmunidad para enfermedades tales como la sífilis, la tuberculosis, el SIDA, la sarcoidosis o el síndrome de Behcet.

Si la uveítis es causada por una infección generalizada, el tratamiento puede consistir en antibióticos y antinflamatorios potentes llamados corticosteroides. Ver trastornos autoinmunitarios para obtener información sobre el tratamiento de tales enfermedades.

Expectativas (pronóstico)

Con el tratamiento apropiado, la mayoría de los ataques de uveítis anterior desaparecen en unos pocos días a semanas, pero es común que se presenten recaídas.

La inflamación relacionada con la uveítis posterior puede durar de meses a años y puede causar daño permanente de la visión, incluso con tratamiento.

Complicaciones

Situaciones que requieren asistencia médica

Solicite una cita con el médico si tiene síntomas de uveítis. El dolor en los ojos o la disminución en la visión son síntomas urgentes que requieren atención médica oportuna.

Prevención

El tratamiento de un trastorno subyacente puede ayudar a prevenir la uveítis en personas con una enfermedad o infección generalizada (sistémicas).

Referencias

Goldstein DA, Pyatetsky D, Tessler HH. Classification, symptoms, and signs of uveitis. In: Tasman W, Jaeger EA, eds. Duane’s Ophthalmology. 15th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins; 2009:chap 32.

Goldstein DA, Horsley M, Ulanski LJ II, Tessler HH. Complications of uveitis and their management. In: Tasman W, Jaeger EA, eds. Duane’s Ophthalmology. 15th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins; 2009:chap 60.

Cunningham ET Jr, Nozik RA. Uveitis: Diagnostic approach and ancillary analysis. In: Tasman W, Jaeger EA, eds. Duane’s Ophthalmology. 15th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins; 2009:chap 37.

Yanoff M, Cameron D. Diseases of the visual system. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 431.


Actualizado: 9/3/2012
Versión en inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Medical Director and Director of Didactic Curriculum, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington. Franklin W. Lusby, MD, Ophthalmologist, Lusby Vision Institute, La Jolla, California. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com