Cáncer ovárico

Definición

Es un tipo de cáncer que comienza en los ovarios, los órganos reproductores femeninos que producen los óvulos.

Nombres alternativos

Cáncer de los ovarios

Causas

El cáncer ovárico, cuya causa se desconoce, es el quinto cáncer más común entre las mujeres y provoca más muertes que cualquier otro cáncer del aparato reproductor.

El riesgo de sufrir cáncer ovárico parece estar afectado por varios factores. Cuantos más hijos tenga una mujer y cuanto más temprano en su vida dé a luz, menor será el riesgo de presentar este tipo de cáncer. Igualmente, ciertos defectos genéticos (BRCA1 y BRCA2) son responsables de un pequeño número de casos de cáncer ovárico. Las mujeres con antecedentes personales de cáncer de mama o antecedentes familiares de cáncer de mama o cáncer de ovarios tienen un mayor riesgo de sufrir este tipo de cáncer.

Las mujeres que toman estrogenoterapia solamente (no con progesterona) durante 5 años o más parecen tener un riesgo más alto de cáncer ovárico. Sin embargo, las pastillas anticonceptivas disminuyen el riesgo de este cáncer.

Los estudios sugieren que los fármacos para la fertilidad no incrementan el riesgo de cáncer ovárico.

Las mujeres mayores están en mayor riesgo de padecer cáncer ovárico. La mayoría de las muertes por este tipo de cáncer se presentan en mujeres de 55 años en adelante.

Síntomas

Los síntomas de cáncer ovárico son con frecuencia vagos y tanto las mujeres como los médicos generalmente se los atribuyen a otras afecciones más comunes. Cuando el cáncer se diagnostica, el tumor a menudo se ha diseminado más allá de los ovarios.

Usted debe ver al médico si tiene los siguientes síntomas diariamente durante más de unas cuantas semanas.

También se observan otros síntomas con el cáncer ovárico; sin embargo, estos síntomas son igualmente comunes en mujeres que no tienen cáncer.

Otros síntomas que pueden ocurrir con esta enfermedad son:

Pruebas y exámenes

Un examen físico puede revelar un abdomen hinchado y líquido dentro de la cavidad abdominal (ascitis). Un examen de la pelvis puede revelar una masa abdominal o en el ovario.

Un examen de sangre para CA-125 no se considera una buena prueba de detección para cáncer ovárico. Sin embargo, se puede hacer si una mujer:

  • Tiene síntomas de este tipo de cáncer.
  • Ya le han diagnosticado el cáncer para determinar qué tan bien está funcionando el tratamiento.

Otros exámenes que se pueden hacer abarcan:

  • Química sanguínea y hemograma completos.
  • Prueba de embarazo (GCH en suero).
  • Tomografía computarizada o resonancia magnética de la pelvis o del abdomen.
  • Ecografía de la pelvis.

Se pueden llevar a cabo una laparoscopia pélvica o laparotomía exploratoria para evaluar síntomas y realizar una biopsia para ayudar a hacer el diagnóstico.

Ningún examen imagenológico ni de laboratorio alguna vez ha demostrado que pueda diagnosticar el cáncer ovárico en sus etapas iniciales.

Tratamiento

La cirugía se utiliza para tratar todas las fases o estadios del cáncer ovárico. Para cáncer en estadio inicial, puede ser el único tratamiento. La cirugía implica:

  • Extirpación del útero (histerectomía total).
  • Extirpación de ovarios y trompas de Falopio (ovariosalpingectomía bilateral).
  • Extirpación parcial o completa del epiplón, la capa grasa que cubre y forra los órganos en el abdomen.
  • Examen, biopsia o extirpación de los ganglios linfáticos y otros tejidos en la pelvis y el abdomen.

Se ha demostrado que la cirugía realizada por un especialista en cáncer del aparato reproductor de la mujer da como resultado una tasa de eficacia más alta.

La quimioterapia se utiliza después de la cirugía para tratar cualquier enfermedad remanente y también se puede emplear si el cáncer reaparece. La quimioterapia se puede administrar dentro de las venas o, algunas veces, directamente dentro de la cavidad abdominal (intraperitoneal).

La radioterapia casi no se usa en el cáncer ovárico en los Estados Unidos.

Después de la cirugía y la quimioterapia, los pacientes deben:

  • Someterse a un examen físico (incluyendo examen pélvico) cada 2 a 4 meses durante los primeros dos años, seguido de cada 6 meses durante 3 meses, y luego anualmente.
  • Hacerse un examen de sangre para CA-125 en cada consulta si el nivel era inicialmente alto.
  • El médico puede ordenar igualmente una tomografía computarizada (TC) del tórax, el abdomen y el área pélvica, y una radiografía del tórax.

Grupos de apoyo

Para mayor información y recursos, ver grupos de apoyo para el cáncer

Pronóstico

El cáncer de ovario raras veces se diagnostica en sus estadios iniciales y, por lo general, está bastante avanzado al momento de hacerse el diagnóstico.

  • Aproximadamente 3 de cada 4 mujeres con cáncer ovárico sobreviven un año después del diagnóstico.
  • Cerca de la mitad de las mujeres vive por más de 5 años después del diagnóstico.
  • Si el diagnóstico se hace al comienzo de la enfermedad y el tratamiento se recibe antes de que el cáncer se disemine por fuera del ovario, la tasa de sobrevida a 5 años es muy alta.

Posibles complicaciones

  • Diseminación del cáncer a otros órganos
  • Pérdida de la función de órganos
  • Líquido en el abdomen (ascitis)
  • Obstrucción intestinal

Cuándo contactar a un profesional médico

Solicite una cita con el médico si usted es una mujer de más de 40 años de edad a quien no le han realizado un examen pélvico recientemente. Las citologías vaginales o pruebas de Papanicolaou y los exámenes pélvicos de rutina se recomiendan para todas las mujeres de más de 20 años de edad.

Igualmente, consulte con el médico si tiene síntomas de cáncer ovárico.

Prevención

No existen recomendaciones estándares para detectar el cáncer ovárico. El hecho de examinar a las mujeres con ecografías de la pelvis o exámenes de sangre, como el CA-125, no se ha comprobado que sea eficaz y tampoco se recomienda.

Las pruebas para BRCA se pueden hacer en mujeres en alto riesgo de cáncer ovárico.

La extirpación de los ovarios en mujeres que tengan una mutación en los genes BRCA1 y BRCA2 puede reducir el riesgo de sufrir cáncer de ovario, aunque este tipo de cáncer igualmente se puede presentar en otras áreas de la pelvis.

Referencias

Mørch LS, Løkkegaard E, Andreasen AH, Krüger-Kjaer S, Lidegaard O. Hormone therapy and ovarian cancer. JAMA. 2009;302:298-305.

National Comprehensive Cancer Network. National Comprehensive Cancer Network Clinical Practice Guidelines in Oncology: Ovarian Cancer. 2009;v.2.

Jensen A, Sharif H, Frederiksen K, Kjaer SK. Use of fertility drugs and risk of ovarian cancer: Danish population based cohort study. BMJ. 2009;338:b249.

Berek JS, Chalas E, Edelson M, Moore DH, Burke WM, Cliby WA, et al. Prophylactic and risk-reducing bilateral salpingo-oophorectomy: recommendations based on risk of ovarian cancer. Obstet Gynecol. 2010 Sep;116(3):733-43.


Actualizado: 12/15/2011
Versión en inglés revisada por: Yi-Bin Chen, MD, Leukemia/Bone Marrow Transplant Program, Massachusetts General Hospital. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com