Disfunción del nervio tibial

Definición

Es una pérdida del movimiento o la sensibilidad en el pie debido a daño en el nervio tibial.

Nombres alternativos

Neuropatía del nervio tibial posterior; Síndrome del túnel tarsiano

Causas

La disfunción del nervio tibial es una forma inusual de neuropatía periférica y ocurre cuando hay daño al nervio tibial, una de las ramificaciones inferiores del nervio ciático de la pierna. Este nervio suministra el movimiento y la sensibilidad a la pantorrilla y los músculos del pie.

Un problema en el funcionamiento de un solo grupo de nervios, como el nervio tibial, se denomina mononeuropatía. Las causas usuales son:

  • Traumatismo directo.
  • Presión prolongada sobre el nervio.
  • Presión sobre el nervio por estructuras corporales cercanas.

El atrapamiento crea presión sobre el nervio al pasar a través de una estructura angosta.

El daño puede destruir la vaina de mielina del nervio que protege y aísla el nervio o parte de la neurona (el axón). Este daño reduce o impide el movimiento de impulsos a través del nervio.

El nervio tibial a menudo se lesiona por presión a raíz de un ligamento sobre la parte interna del tobillo. Una lesión o enfermedad de estructuras cercanas a la rodilla también puede dañar el nervio tibial. Este nervio también se puede ver afectado por enfermedades que dañan a múltiples nervios, tales como diabetes.

En algunos casos, no se puede encontrar ninguna causa.

Síntomas

  • Cambios en la sensibilidad en la parte inferior del pie y los dedos del pie.
    • sensación de ardor
    • entumecimiento, hormigueo u otras sensaciones anormales
    • dolor
  • Debilidad de los músculos del pie
  • Debilidad de los dedos del pie o del tobillo.

Pruebas y exámenes

Se hará una evaluación de las piernas para diagnosticar la disfunción del nervio tibial. El médico también elaborará una historia clínica.

Los signos pueden abarcar:

  • Incapacidad para curvar los dedos del pie, flexionar el pie hacia abajo o girar el tobillo hacia adentro.
  • Debilidad.

En casos graves, los músculos del pie pueden volverse muy débiles y el pie puede deformarse.

Algunos de los exámenes para la disfunción del nervio tibial son:

Los exámenes también pueden abarcar pruebas de sangre, radiografías o gammagrafías.

Tratamiento

El objetivo apunta al restablecimiento de la sensibilidad y la fuerza en el pie y los dedos del pie. En algunos casos, no se requiere tratamiento y los pacientes se recuperan por sí solos. La pérdida grave de la sensibilidad puede llevar a que se presenten llagas (úlceras) e infecciones en el pie y en los dedos.

Los analgésicos de venta libre pueden servir para el dolor leve (neuralgia). Otros medicamentos abarcan:

  • Gabapentina, fenitoína, carbamazepina, pregabalina, duloxetina o antidepresivos tricíclicos como nortriptilina que pueden reducir los dolores punzantes que algunas personas experimentan.
  • Los analgésicos opiáceos, como morfina y fentanilo, se pueden necesitar para controlar el dolor intenso.

Siempre que sea posible, se deben evitar o minimizar los medicamentos para reducir el riesgo de efectos secundarios.

Los ejercicios de fisioterapia le pueden ayudar a algunas personas a mantener la fuerza muscular.

Se puede recomendar asesoría vocacional, terapia ocupacional o cambios o reentrenamiento en el trabajo.

Pronóstico

Si se puede encontrar y tratar la causa de la disfunción del nervio tibial, los pacientes se pueden recuperar completamente. Algunas personas pueden tener una pérdida de movimiento o sensibilidad parcial o completa. La neuralgia puede ser muy molesta y durar mucho tiempo.

Posibles complicaciones

  • Deformidad en el pie (de leve a grave).
  • Pérdida del movimiento en los dedos del pie (parcial o completa).
  • Lesión del pie recurrente o inadvertida.
  • Pérdida de la sensibilidad en el pie o los dedos (parcial o completa).

Cuándo contactar a un profesional médico

Solicite una cita con el médico si se presentan los síntomas de disfunción del nervio tibial. El diagnóstico y tratamiento oportunos incrementan la probabilidad de controlar los síntomas.

Prevención

Las medidas preventivas varían dependiendo de la causa de los daños al nervio.

Referencias

Harati Y, Bosch EP. Disorders of peripheral nerves. In: Bradley WG, Daroff RB, Fenichel GM, Jankovic J, eds. Bradley: Neurology in Clinical Practice. 5th ed. Philadelphia, Pa: Butterworth-Heinemann Elsevier; 2008:chap 80.


Actualizado: 2/5/2011
Versión en inglés revisada por: David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine. Also reviewed by Josh V. Campellone, MD, Division of Neurology, Cooper University Hospital, Camden, NJ. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com