Infección aguda por VIH

Definición

La infección aguda por VIH es causada por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), un virus que destruye el sistema inmunitario de manera gradual.

Nombres alternativos

Infección por VIH primaria; Síndrome de seroconversión por VIH; Síndrome retroviral agudo; Infección por VIH aguda

Causas, incidencia y factores de riesgo

La infección primaria o aguda por VIH ocurre de 2 a 4 semanas después de la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Este virus se disemina por:

  • Contacto sexual
  • Transfusiones de sangre y hemoderivados contaminados
  • Uso de drogas inyectables con agujas y jeringas contaminadas
  • Paso a través de la placenta de una madre infectada al feto
  • Lactancia (rara vez)

Después de que alguien resulta infectado con el VIH, los exámenes de sangre pueden detectar anticuerpos contra el virus, incluso si nunca tuvo ningún síntoma de su infección. Esto se denomina seroconversión del VIH (conversión de VIH negativo a VIH positivo por medio de pruebas sanguíneas) y por lo general ocurre dentro de los 3 primeros meses después de la exposición, pero en raras ocasiones, puede demorarse hasta un año después de la infección.

Después de la infección inicial, puede no haber ninguna evidencia posterior de la enfermedad durante los 10 años siguientes. Esta fase se denomina infección por VIH asintomática.

Aunque no siempre ocurre, la infección aguda por VIH puede progresar a infección sintomática temprana por VIH y hasta enfermedad por VIH avanzada (SIDA). Sin embargo, la gran mayoría de los pacientes finalmente sí progresa hasta el SIDA. Hasta la fecha, hay una pequeña cantidad de personas que han dado positivo para VIH, pero que posteriormente dejan de ser positivas y no presentan ningún signo de la enfermedad. Aunque esto es relativamente infrecuente, brinda evidencia de que el cuerpo humano puede ser capaz de eliminar la enfermedad. A estas personas se las está observando y estudiando atentamente.

El VIH se ha extendido por todo el mundo. Las mayores concentraciones de la enfermedad se encuentran en los grandes centros metropolitanos, en los centros de las ciudades y entre ciertas poblaciones con comportamientos de alto riesgo.

Síntomas

Nota: Al momento del diagnóstico de infección por VIH, muchas personas no han experimentado ningún síntoma.

La infección aguda por VIH puede asemejarse a la mononucleosis infecciosa, la gripe u otras enfermedades víricas. Si se presentan síntomas, generalmente se observan de 1 a 4 semanas después de resultar infectado.

Se puede presentar cualquiera de los siguientes síntomas:

Estos síntomas pueden durar desde unos pocos días hasta 4 semanas y luego desaparecer.

Signos y exámenes

Un ELISA/ inmunotransferencia para VIH por lo general es negativo o indeterminado durante la infección aguda y llegará a ser positivo en los tres meses siguientes.

Una prueba de ARN del VIH ("carga viral") arroja un resultado positivo en pacientes con infección aguda por VIH.

Un conteo de CD4 (glóbulo blanco) por debajo de lo normal puede ser indicio de un sistema inmunitario debilitado. El conteo de CD4 generalmente mejora de 1 a 2 meses después de la infección aguda.

Una fórmula leucocitaria puede revelar anomalías.

Tratamiento

Las personas con infección por VIH necesitan recibir educación sobre la enfermedad y su tratamiento para que junto con el médico sean parte activa en la toma de decisiones.

Aún existe controversia acerca de si el tratamiento oportuno y agresivo de la infección con medicamentos para el VIH (también llamados antirretrovirales) puede retrasar el progreso a largo plazo de la enfermedad. Usted debe discutir esta opción con el médico.

Siga estas prácticas saludables en las primeras fases de la infección por VIH:

  • Evite la exposición a personas con enfermedades infecciosas.
  • Evite escenarios y situaciones que pudieran conducir a depresión. Mantenga contactos sociales positivos, pasatiempos, intereses y mascotas.
  • Consuma una dieta nutritiva con suficientes calorías.
  • Haga suficiente ejercicio, pero sin desgastarse.
  • Mantenga el estrés al mínimo.
  • Practique el sexo con precaución. La enfermedad es altamente transmisible, especialmente en los primeros meses después de la infección.

Grupos de apoyo

El estrés de la enfermedad con frecuencia se puede reducir uniéndose a un grupo de apoyo en el que los miembros comparten problemas y experiencias comunes. Ver: grupo de apoyo para el SIDA.

Expectativas (pronóstico)

No existe cura para la infección por VIH o el SIDA. Sin embargo, el tratamiento apropiado puede mejorar tremendamente la duración y calidad de vida para las personas infectadas con VIH y puede retrasar la aparición del SIDA.

Los tratamientos para afecciones que ocurren con la enfermedad por VIH sintomática temprana varían en efectividad. Algunas infecciones y enfermedades son más fáciles de tratar con medicamentos que otras.

Complicaciones

Situaciones que requieren asistencia médica

Solicite una cita con el médico si ha tenido una exposición posible o real al SIDA o a la infección por VIH; o si está en riesgo y ha tenido síntomas similares a los de la infección aguda por VIH.

Prevención

Para un análisis más amplio, ver la sección de prevención en el artículo sobre el SIDA.

Los comportamientos sexuales con precaución pueden reducir el riesgo de contraer la infección. Aun cuando se practique el "sexo con precaución", existe todavía un riesgo de resultar infectado con el VIH, dado que los condones se pueden romper. Por lo tanto, la abstinencia es la única forma segura de prevenir la transmisión sexual de este virus.

Pautas generales:

  • No tenga relaciones sexuales sin protección con numerosas parejas ni con alguien que tenga múltiples parejas, use drogas intravenosas o que esté o pueda estar infectado con SIDA.
  • Evite el uso de drogas inyectables, pero si sí las utiliza, no comparta las agujas ni las jeringas.
  • Las personas con SIDA o que hayan obtenido resultados positivos en pruebas para anticuerpos anti-VIH pueden transmitirle la enfermedad a otros y no deben donar sangre, plasma, órganos ni semen. No intercambie fluidos corporales durante la actividad sexual.

Las personas que estén en riesgo de infección por VIH deben hacerse exámenes regulares para garantizar el diagnóstico precoz y el tratamiento oportuno.

Referencias

Masur H, Healey L, Hadigan C. Treatment of human immunodeficiency virus infection and acquired immunodeficiency syndrome. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 412.

Sax PE, Walker BD. Immunopathogenesis of human immunodeficiency infection. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 408.


Actualizado: 12/1/2009
Versión en inglés revisada por: David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine; Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School, Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com