Diabetes y nefropatía

Definición

Es un daño o enfermedad renal que ocurre en personas con diabetes.

Nombres alternativos

Enfermedad de Kimmelstiel-Wilson; Glomeruloesclerosis diabética; Nefropatía del diabético; Nefropatía diabética

Causas

Cada riñón está compuesto de cientos de miles de unidades pequeñas llamadas nefronas. Estas estructuras filtran la sangre y ayudan a eliminar los residuos del cuerpo.

En personas con diabetes, las nefronas se engruesan y lentamente, con el tiempo, resultan cicatrizadas. 

  • Los riñones comienzan a filtrar y la proteína (albúmina) pasa a la orina.
  • Este daño puede suceder años antes del comienzo de cualquier síntoma.
  • La causa exacta se desconoce. Sin embargo, el daño renal es más probable si hay un control deficiente de la diabetes y la hipertensión arterial. 

En algunos casos, los antecedentes familiares también pueden jugar un papel. No todas las personas con diabetes desarrollan este problema renal.

Las personas con diabetes que fuman y las personas con diabetes tipo 1 que comenzó antes de los 20 años de edad tienen un mayor riesgo de sufrir problemas renales.

Las personas de origen afroamericano, hispano o amerindio también son más propensas a presentar daño renal.

Síntomas

A menudo, no hay síntomas a medida que comienza el daño renal y empeora lentamente. El daño renal puede comenzar de 5 a 10 años antes del inicio de los síntomas.

Las personas que tienen nefropatía más grave y prolongada (crónica) pueden presentar síntomas como: 

Pruebas y exámenes

El médico puede ordenar exámenes para detectar signos de problemas renales en las etapas iniciales. Una vez al año, usted debe hacerse un examen urinario, con el cual se busca una proteína llamada albúmina filtrada en la orina. 

  • Demasiada cantidad de esta proteína que se filtra a menudo es un signo de daño renal.
  • Debido a que el examen busca cantidades pequeñas de albúmina, algunas veces se denomina examen para microalbuminuria

La hipertensión arterial a menudo acompaña la nefropatía diabética. Se puede presentar hipertensión arterial que se desarrolla rápidamente o que es difícil de controlar.

El médico también revisará los riñones con los siguientes exámenes de sangre cada año:

Una biopsia del riñón confirma el diagnóstico. La biopsia se realiza sólo si hay alguna duda respecto al diagnóstico.

Tratamiento

Cuando el daño renal se identifica en sus etapas iniciales, se puede retardar con tratamiento. Una vez que aparezcan cantidades mayores de proteína en la orina, el daño renal lentamente empeorará.

Mantener la presión arterial bajo control (por debajo de 130/80) es una de las mejores maneras de retardar el daño renal.  

  • El médico puede prescribir medicamentos para bajar la presión arterial y proteger los riñones de mayor daño. Con frecuencia, los mejores tipos de medicamentos a usarse son los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA) y los bloqueadores de los receptores de angiotensina (BRA).
  • Incluso cuando la presión arterial esté normal, estos medicamentos ayudarán a retardar el daño renal. 

Consumir una dieta baja en grasas, tomar fármacos para controlar el colesterol en la sangre y hacer ejercicio regularmente también puede ayudar a prevenir o reducir el daño al riñón.

Usted también puede ayudar a reducir el daño al riñón controlando los niveles de azúcar en la sangre, lo cual se puede hacer:

  • Consumiendo una dieta saludable.
  • Tomando regularmente insulina u otros medicamentos que su médico le recete.
  • Conociendo los pasos básicos para manejar los niveles de azúcar en la sangre en casa.
  • Verificando sus niveles de glucemia y manteniendo un registro de ellos.

Para proteger sus riñones, recuerde lo siguiente: 

  • Coméntele al médico acerca de su diabetes antes de someterse a una resonancia magnética, tomografía computarizada u otro tipo de examen imagenológico en el que reciba un medio de contraste. Estos colorantes pueden dañar aún más los riñones.
  • Siempre hable con el médico antes de tomar medicamentos para el dolor de tipo AINES, como el ibuprofeno y el naproxeno, ya que pueden dañar los riñones.
  • Conozca los signos de infección urinaria y reciba tratamiento de inmediato.  

Para tratar la enfermedad renal crónica, necesita hacer cambios en su alimentación y tratar los problemas causados por la nefropatía.

Pronóstico

La nefropatía diabética es una causa importante de enfermedad y muerte en personas con diabetes. Puede llevar a la necesidad de diálisis o de un trasplante de riñón.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si tiene diabetes y y no le han hecho un análisis de orina de rutina para buscar proteína.

Referencias

American Diabetes Association. Standards of medical care in diabetes--2012. Diabetes Care. 2012 Jan;35 Suppl 1:S11-63.

Parving H, Mauer M, Fioretto P, Rossing P, Ritz E. Diabetic Nephropathy. In: Taal MW, Chertow GM, Marsden PA, Skorecki K, Yu ASL, Brenner BM, eds. Brenner and Rector's The Kidney. 9th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011: chap 38.


Actualizado: 6/27/2012
Versión en inglés revisada por: Shehzad Topiwala, MD, Chief Consultant Endocrinologist, Premier Medical Associates, The Villages, FL. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M. Health Solutions, Ebix, Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com