Nefropatía por IgA

Definición

Nefropatía se refiere a un daño, enfermedad u otras anomalías del riñón. La nefropatía por IgA es un trastorno renal en el cual anticuerpos llamados IgA se acumulan en el tejido del riñón.

También se le denomina enfermedad de Berger.

Nombres alternativos

Nefropatía por inmunoglobulina A; Enfermedad de Berger

Causas

La IgA es una proteína denominada anticuerpo que ayuda al cuerpo a combatir infecciones. La nefropatía por IgA (enfermedad de Berger) ocurre cuando se deposita demasiada cantidad de esta proteína en los riñones. La IgA se acumula en el interior de los pequeños vasos sanguíneos del riñón. Las estructuras en el riñón llamadas glomérulos resultan inflamadas y dañadas.

La nefropatía por IgA (enfermedad de Berger) es una forma de nefritis proliferativa mesangial.

El trastorno puede aparecer de manera súbita (aguda) o empeorar en forma lenta durante muchos años (glomerulonefritis crónica).

Entre los factores de riesgo están:

  • Un antecedente personal o familiar de nefropatía por IgA o de púrpura de Henoch Schoenlein, una forma de vasculitis que afecta muchas partes del cuerpo.
  • Raza blanca o asiática.

La nefropatía por IgA puede presentarse en personas de todas las edades, pero afecta con más frecuencia a los hombres desde la adolescencia hasta finales de la tercera década de vida.

Síntomas

Puede no haber síntomas durante mucho años.

Los síntomas abarcan:

  • Orina con sangre que comienza durante o poco después de una infección respiratoria.
  • Episodios repetitivos de orina con sangre u oscura.
  • Hinchazón de manos y pies.
  • Síntomas de enfermedad renal crónica.

Pruebas y exámenes

La nefropatía por IgA generalmente se descubre cuando una persona con ningún otro síntoma de problemas renales presenta uno o más episodios de orina con sangre u oscura.

No se observan cambios específicos durante el examen físico. En ocasiones, la presión arterial puede estar elevada o puede haber una hinchazón en el cuerpo.

Los exámenes abarcan:

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es aliviar los síntomas y prevenir o retrasar la insuficiencia renal crónica.

Usted puede recibir medicamentos para controlar la hipertensión arterial y la hinchazón (edema), tales como los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA) y los bloqueadores de los receptores de angiotensina (BRA). La forma más importante para retrasar el daño renal es controlar la presión arterial.

Los corticosteroides, otros medicamentos que inhiben el sistema nervioso, y el aceite de pescado, también se han empleado para tratar este trastorno.

Puede restringirse el consumo de sal y líquidos para controlar la hinchazón y, en algunos casos, se puede recomendar una dieta con consumo de proteína de bajo a moderado.

Algunas personas necesitarán tomar medicamentos para bajar su colesterol.

Finalmente, muchos pacientes deben recibir tratamiento para enfermedad renal crónica y pueden necesitar diálisis.

Grupos de apoyo

Para encontrar información adicional y apoyo, se recomienda ingresar a la página web de la Nephropathy Support Network (www.igansupport.org).

Pronóstico

La nefropatía por IgA empeora lentamente y, en muchos casos, no lo hace en absoluto. Su trastorno tiene más probabilidades de empeorar si usted tiene:

  • Hipertensión arterial
  • Grandes cantidades de proteína en la orina
  • Aumento en los niveles de BUN o de creatinina

Alrededor del 25% de las personas con nefropatía por IgA desarrollan enfermedad renal terminal al cabo de 25 años.

Posibles complicaciones

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con su médico si presenta sangre en la orina o si está produciendo menos orina de la normal.

Referencias

Appel GB. Glomerular disorders and nephrotic syndromes. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 122.

Nachman PH, Jennette JC, Falk RJ. Primary glomerular disease. In: Brenner BM, ed. Brenner and Rector's The Kidney. 8th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 30.


Actualizado: 9/19/2011
Versión en inglés revisada por: David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine; and Herbert Y Lin, MD, PhD, Nephrologist, Massachusetts General Hospital; Associate Professor of Medicine, Harvard Medical School. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com